Marcha lenta por la N-122, a 50 kilómetros por hora, para exigir la finalización de la A-11

Publicado 12/08/2019 23:11:25CET
Presentación de la actividad en Aranda de Duero
Presentación de la actividad en Aranda de DueroSORIA ¡YA!

SORIA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las provincias de Soria, Burgos y Valladolid se alían para exigir la finalización de la Autovía del Duero o A-11, para lo cual han organizado una marcha lenta por la N-122 en la cual los vehículos no pasarán de 50 kilómetros por hora. La actividad tendrá lugar el próximo 25 de agosto, domingo.

Tres colectivos de lucha contra la despoblación y para la reivindicación de infraestructuras -Soria ¡YA! (de Soria), A 11 Pasos, de Peñafiel (Valladolid) y la plataforma de Aranda de Duero por las Infraestructuras, de Aranda de Duero (Burgos) - han presentado la iniciativa en la tarde de este lunes en Aranda.

No es la primera vez las tres plataformas suman sus esfuerzos para urgir a que se aceleren las obras de una infraestructura que consideran "vital" para el presente y futuro de Castilla y León. La Autovía del Duero permitirá conectar Soria con Burgos y Valladolid, lo que supondrá un corredor estratégico entre Portugal, la mitad norte de España y Francia.

Hace un año, sorianos, burgaleses y vallisoletanos ya se reunieron en una concentración de protesta en Peñafiel, que tuvo su réplica semanas más tarde en Villaciervos (Soria). Ambos municipios están atravesados por la N-122, "que continúa siendo una trampa mortal para muchos conductores al registrar un elevadísimo flujo diario de vehículos muchos de ellos, pesados".

De igual manera, el pasado 2 de agosto, una delegación de Soria ¡YA! volvió a acudir a Peñafiel para apoyar otro acto, organizado por A 11 Pasos, en el que se exigió la conclusión de la Autovía del Duero.

Para exigir un impulso decidido a estas obras que conduzca a su definitiva finalización, Soria ¡YA!, la Plataforma de Aranda de Duero por las Infraestructuras y A 11 Pasos llevarán a cabo el próximo 25 de agosto una marcha lenta de protesta conjunta bajo el lema 'Al mismo ritmo que las obras', por la cual saldrán desde las diferentes localidades y sin sobrepasar los 50 kilómetros por hora llegarán hasta Aranda de Duero, en cuya plaza Mayor se procederá a la lectura de un manifiesto reivindicando la urgente necesidad de esta infraestructura vertebradora.

La mañana finalizará con una comida de hermandad entre los asistentes de estas tres provincias, quienes pretenden demostrar una vez más que la ciudadanía "no va a permanecer impasible ante la desidia de los diferentes gobiernos".

Contador