Margallo entiende que "la primera línea de apoyo" militar contra el yihadismo corresponde a los países de la zona

Publicado 21/01/2015 20:25:33CET
García-Margallo, durante la presentación de la muestra en Valladolid.
EUROPA PRESS

Participa mañana en Londres en la reunión de la Alianza contra el Estado Islámico

VALLADOLID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha advertido hoy de que "la primera de apoyo" contra el fenómeno del yihadismo, en cuanto a la vertiente militar, ha de corresponder a los países de la región, mientras que otros países occidentales, como es el caso de España, deben contribuir con aporte logístico, financiación y formación de sus tropas, además de tendiendo puentes de proximidad entre las distintas culturas y civilizaciones.

Así lo ha destacado el ministro horas antes de viajar a Londres, donde participará mañana en la reunión de la Alianza contra el Estado Islámico, en la que participarán 21 de los 60 países que la integran, junto con Naciones Unidas y la UE y cuyo objetivo, tal y como ha subrayado, es el de "diseñar una estrategia global" de lucha contra el terrorismo en aspectos tales como el militar, la financiación, los llamados luchadores extranjeros y el combate ideológico.

"Se trata de llegar a declaraciones muy concretas y de poner en marcha una estrategia completa contra un fenómeno que está amenazando a todo el mundo", en referencia a los últimos episodios en Canadá, Austria, Japón y París, y que, como así ha subrayado, "preocupa de forma muy especial a España, que está a 13 kilómetros del Norte de África".

García-Margallo, que ha asistido hoy en Valladolid a la presentación de una exposición del pintor Augusto Ferrer-Dalmau sobre las tropas de Georgia en Afganistán, con presencia de autoridades del país caucásico, ha incidido que la lucha contra el terrorismo afecta a "todo el mundo", tanto países occidentales como islámicos.

"Otra cosa es que en la vertiente militar el protagonismo deba corresponder a los países de la región, que son de obediencia islamista, en Siria el ejército sirio y las fuerzas moderadas de la oposición y en Irak las fuerzas iraquíes", ha insistido el ministro, que remarca que "en ningún caso debe plantearse como un conflicto entre Occidente y el mundo del islám".

TRESCIENTOS SOLDADOS ESPAÑOLES A IRAK

En este sentido, García-Margallo ha explicado que al resto de países, entre los que figura España, corresponde colaborar aportando logística, financiación, aprovisionamiento de armamento y formación, capítulo este último en el que, como así ha recordado, contribuirá nuestro país con el envío en las próximas semanas de un total de 300 soldados con el cometido de contribuir a formar a las tropas iraquíes.

Junto a ello, España colabora con las fuerzas norteamericanas prestando sus bases de Rota y Morón, sobre todo a raíz del asesinato del embajador americano en Bengasi, a lo que ha añadido, desde el punto de vista político, la "actividad muy activa" del Estado español en todos los conflictos, singularmente en Libia con el enviado de Naciones Unidas, en español Bernardino León, y "tendiendo puentes", en referencia a la fundación, junto con Turquía, de la Alianza de Civilizaciones y, con Austria, del Centro Internacional Religioso.

"Estos dos instrumentos deben colocarse al servicio de aproximar distintas culturas y civilizaciones", ha concluido.

Para leer más