"Mitadiel pide ayuda para que los que prestan asistencia sanitaria lo hagan "en las mejores condiciones"

Publicado 22/07/2019 15:25:11CET

VALLADOLID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El nuevo gerente de Sacyl, Manuel Mitadiel, ha pedido a los funcionarios y altos cargos de la Consejería que le ayuden para hacer que los que prestan la asistencia sanitaria lo hagan "en las mejores condiciones".

Así lo ha expresado durante su toma de posesión, a la que han asistido la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, en un acto que se ha desarrollado en la sede de la Consejería.

Mitadiel, quien ha prometido su cargto, ha pedido ayuda para este fin porque ha destacado que lo realmente importante es ayudar y apoyar a los que realmente importan, que son los que realmente llevan a cabo la tarea asistencial, para los que cree que hay que "trabajar" porque ellos no lo hacen para que los funcionarios hagan "papeles".

Manuel Mitadiel, tras agradecer la "multitudinaria asistencia" al acto de toma de posesión, ha bromeado con el público, en gran parte funcionarios de la Consejería a los que se ha dirigido para recordar que en la última legislatura él ha sido el que ha "tocado tanto las narices" y pedido tantos datos, lo que les habrá hecho preguntarse para qué.

El nuevo gerente se ha presentado como un hombre "normal, meritorio", que lleva trabajando desde los 14 años, que ha hecho méritos todos los días ha afirmado que la escena de este lunes le ha recordado un 1 de agosto de hace 36 años cuando fue secretario general de Economía y Hacienda.

MISMA "ILUSIÓN"

Desde entonces ha asegurado que ha pasado "una vida" pero ha aclarado que no ha cambiado la ilusión, las ganas de trabajar ni la vocación de servicio y por ello ha pedido la ayuda para su labor como gerente, a lo que ha afirmado que ha accedido porque quienes le acompañaban como Casado e Igea han "querido y presionado".

Además, ha dado las gracias a amigos y familiares, especialmente a su mujer y sus hijos porque le habían "liberado" del compromiso que adquirió de que no volvería a ocupar ningún otro cargo.

Finalmente, ha pedido que todos los que están al servicio de la sanidad pública recuerden que el principal papel es apoyar a los profesionales para que presten la mejor asistencia posible.

En este marco, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha destacado la "extraordinaria importancia" de contar con Mitadiel ante la empresa "de gran envergadura" que es el departamento, donde abordarán un reto con "toda la ilusión y las ganas" y se van a dejar "corazón, alma y vida" para que todo funcione bien.

Casado, tras agradecer el apoyo de consejero saliente, Antonio María Sáez Aguado, por facilitarle la llegada, ha asegurado que su visión es la salud de los conciudadanos, no sólo la sanidad, de todos los ciudadanos y ha destacado la importancia de trabajar aspectos como los del medio ambiente o los hábitos saludables, por lo que Salud Pública y Salud Comunitaria serán "claves fundamentales", además de resolver problemas organizativos.

En cuanto al sistema considera que hay que trabajar para ser efectivos y equitativos, con accesibilidad económica y geográfica, dadas las características de la Comunidad. Además, cree que tienen que ser eficientes y aunque pida financiación continuamente, también buscará la eficiencia sobre todo "de nivel", de manera que lo que pueda resolver un administrativo no lo tiene que resolver una enfermera y lo que pueda solucionar ésta no un médico, por ejemplo.

"Y tenemos que ser viables", ha advertido Casado, quien ha afirmado que si el sistema no es sostenible, "entra en riesgo", y por ello hay que garantizar su seguridad y además intentar que sea "querido" por usuarios y pacientes, dando respuesta a sus necesidades.

MOTIVACIÓN PROFESIONAL

Finalmente, ha señalado como "claves" a los profesionales, que además de competentes tienen que estar motivados y por ello ha abogado por trabajar para "limar las barreras" y también por "permeabilizar" el sistema porque ni los gerentes son gente que no sabe de nada ni los médicos o enfermeras no hacen nada, sino que tiene que haber mucha comunicación y los profesionales les sientan a su lado, de manera que todos estén al servicio de la salud.

Por su parte, Francisco Igea ha destacado que el día es "especial" porque ve las cosas como profesional de la sanidad y ha apuntado que entre la mucha gente que ha asistido a la toma de posesión ha visto a personas que se dedican al "más noble de los oficios" que es el de atender a los que sufren, "destino" de la Consejería.

El vicepresidente de la Junta ha aclarado que no se hace política sanitaria o educativa para sanitarios o docentes, sino para los ciudadanos, por ello en este caso para los que sufren y para los que se enfrentan a sus últimos días, lo que hace de éste el "mejor oficio del mundo", ya que se ayuda a aliviar el sufrimiento de los demás.

"No hay nada más importante que los pacientes", ha añadido Igea, quien ha asegurado que el camino que se inicia no va a ser distinto, pero se le quiere dar un "impulso y manera especial" de hacer las cosas y por ello lo primero que se ha hecho es el borrador de la ley de derechos y garantías al final de la vida, porque quieren que los ciudadanos de Castilla y León son "de primera categoría" hasta el último de sus días y decidir cuándo abandonar un esfuerzo o cuándo ser sedados.

El portavoz de la Junta ha pedido esfuerzo y comprensión con errores que probablemente cometerán al principio de su tarea y la "misma dedicación y entrega" que demostrado en los últimos años.

Igea ha asegurado que han puesto al frente de la Consejería "lo mejor" que tenían y aunque puedan equivocarse lo que nadie podrá decir es que no pusieron "empeño" en la tarea.