Del Olmo advierte de que Vestas quedará "proscrita" en CyL si cierra su planta

Pilar del Olmo, consejera de Economía y Hacienda.
EUROPA PRESS
Actualizado 03/09/2018 12:48:55 CET

Desvela que la multinacional ha vetado a la Junta en el encuentro de este lunes con la ministra Teresa Ribera

VALLADOLID, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, ha advertido hoy a la multinacional Vestas que si persiste en su idea de cerrar la factoría de aerogeneradores de Villadangos del Páramo (León), dejando en la calle a sus 360 trabajadores directos, quedará "proscrita" para el Ejecutivo autonómico a los efectos de cualquier posible concesión en el sector.

La clara amenaza de Del Olmo se ha producido con motivo del análisis que ésta realizado del encuentro que este lunes mantienen en Madrid la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y representantes del grupo danés, una reunión a la que, como así ha desvelado la consejera económica castellanoleonesa, no ha podido acudir la Junta tras recibir el "veto" de Vestas debido a su "postura beligerante".

La condición impuesta por la multinacional, sin embargo, no impedirá que la Junta reciba fielmente por boca de Ribera los pormenores de la reunión entre ambas partes. "No queríamos que se frustrara el encuentro por el hecho de estar vetados porque se persigue un bien superior que es el mantenimiento de la factoría y de sus puestos de trabajo", ha alegado Del Olmo, quien, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha explicado que su departamento ha puesto al corriente a la ministra de la situación de esta empresa en Villadangos.

Con todo, la consejera asegura que "confía plena y ciegamente" en el Gobierno de España para poder revertir la situación, y ello pese a que la paralización momentánea del ERE extintivo que Vestas iba a presentar este mismo lunes no invita a lanzar las campanas al vuelo por cuanto, de forma paralela, "está notificando individualmente a sus trabajadores de cara a ese expediente y les invita a que constituyan la correspondiente comisión negociadora".

Por el momento, Vestas continúa si dar respuesta a la carta que el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, remitió a la empresa con el fin de solicitar un encuentro en Dinamarca con su Consejo de Administración, algo que no desanima a Del Olmo para seguir en la lucha y llevar incluso la deslocalización de la empresa hasta el Parlamento Europeo.

Lo que Del Olmo ha dejado bien sentado es que un posible cierre no saldrá gratis a Vestas en Castilla y León, donde actualmente tiene concedidos 1.200 megavatios eólicos a lo que difícilmente podrá sumar más potencia. "Si se va, para nosotros esta empresa se acabó, quedará proscrita en Castilla y León y me imagino que en España también", reitera la consejera.

Ésta insiste en que no tiene sentido el cierre de una factoría joven y moderna implantada en 2006 y que fue objeto de una inspección de seguridad industrial superada con nota. "Nuestros técnicos no se explican el cierre, no le ven sentido alguno", censura la consejera, quien tampoco considera lógico que Vestas se vaya y luego Europa se dedique a comprar sus componentes fabricados en China o India".

Por ello, Del Olmo se muestra partidaria de aplicar medidas contra este tipo de prácticas empresariales, máxime cuando la propia empresa alegue en su descargo para justificar el cierre que para poder optar a subastas eólicas en China o India es obligatorio que cuente allí con una planta productiva.

"¿Y nosotros en Europa no vamos a dar ese paso? pues tenemos que proteger a nuestras empresas y nuestros trabajadores", sentencia.