El otoño ha sido muy cálido en Castilla y León, con precipitaciones normales

Helena Caballero y Juan Pablo Álvarez
EUROPA PRESS
Actualizado 17/12/2018 14:17:10 CET

    VALLADOLID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El otoño en Castilla y León ha sido "muy cálido" y con precipitaciones normales, aunque con un déficit algo interior al 10 por ciento respecto al promedio del trimestre y este año podría situarse entre los diez más cálidos.

   Así lo ha explicado el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Juan Pablo Álvarez, quien ha ofrecido una rueda de prensa para hacer balance de otoño y adelantar algunas previsiones para las próximas semanas junto a la subdelegada del Gobierno en Valladolid, Helena Caballero, quien ha destacado la importancia de los datos meteorológicos para toda la sociedad, desde la agricultura hasta la organización de eventos, la gestión de embalses o su posible repercusión en el tráfico.

   En concreto, según Álvarez el otoño se ha caracterizado por ser muy cálido, con precipitaciones normales gracias a la lluvia caída en el mes de noviembre, que ha determinado el balance en este aspecto. Todo ello hace que hasta noviembre 2018 se sitúe entre los 13 años más cálidos y, si continúa así, seguramente se sitúe entre los diez que más lo fueron y también será de los más húmedos.

   En cuanto a las temperaturas, han sufrido importantes oscilaciones a lo largo del trimestre, sobre todo las máximas y se han producido algunos episodios extraordinariamente cálidos y un escaso número de días de helada que al final han dejado un balance global del periodo "muy cálido", que sólo ha sido cálido en las zonas de la periferia, sobre todo en el norte.

   Así, aunque se han registrado más episodios cálidos a lo largo del trimestre, tanto de máximas como de mínimas, las temperaturas diurnas de septiembre han sido las principales responsables del carácter trimestral, ya que han superado casi en cuatro grados su promedio. De media, se han observado siete días de helada, casi la mitad del valor normal.

   Globalmente, a lo largo de este trimestre las temperaturas en Castilla y León han sido de 1,4 grados por encima de la media del periodo comprendido entre 1981 y 2010 y destaca el mes de septiembre, con algunos valores medios que llegan a ser efemérides (en Ponferrada se registró la temperatura media de máximas y de media mensual, Soria la temperatura media más alta sólo superada en 1878 o temperaturas medias mensuales en Valladolid y Zamora, por ejemplo).

   Aunque el episodio cálido de gran parte del mes de septiembre es el más relevante, también se registran otros valores superiores a lo normal en otras fechas y, destaca, por su duración, las temperaturas mínimas de gran parte de la segunda quincena del mes de noviembre. En cuanto a episodios fríos, se resalta el registrado entre el 26 de octubre y el 9 de noviembre.