Publicado 02/03/2021 15:18CET

Patronal y sindicatos ven a Mañueco "de espaldas a la realidad" ante la "persecución" de Cs al Diálogo Social

VALLADOLID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los secretarios regionales de UGT y Comisiones Obreras, Faustino Temprano y Vicente Andrés, y el presidente de CEOE Castilla y León, Santiago Aparicio, han considerado "decepcionante" comprobar que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, vive "de espaldas a la realidad" ante la "persecución" al Diálogo Social que achacan al grupo minoritario en el Gobierno conjunto, Ciudadanos.

Esta es una de las principales críticas que han realizado los agentes económicos y sociales tras reunirse este martes con el secretario regional del PSOE y portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca, con quien han iniciado una nueva ronda de contactos ante el "mucho desasosiego" que están creando los planteamientos de los liberales en torno al Diálogo Social, con una referencia expresa a la "amenaza de desaparición o de transformación" de las fundaciones del Serla y Anclaje, en lo que han considerado un "ataque directo" a los trabajadores.

"Donde pueden hacerlo --la supresión de fundaciones-- no lo hacen y donde no pueden hacerlo intentan hacerlo", ha ironizado Andrés quien, tras reivindicar los resultados de la Fundación Anclaje, "la que menos cuesta", ha añadido, en la solución de crisis empresariales, como Puertas Norma, en San Leonardo de Yagüe (Soria), o Bimbo, en El Espinar (Segovia), ha acusado a Ciudadanos de tratar de derribar una "trayectoria histórica" en referencia a la interlocución y a la paz social.

"Parece que a este gobierno le estorba", ha sentenciado Andrés que ha acusado a Ciudadanos de querer eliminar las herramientas de concertación por el simple hecho de no haber sido construidas por quienes están ahora en el Gobierno, con un ejemplo en la "disquisición absurda" respecto al Serla que la Junta tiene que dotar con medios suficientes por una sentencia del Tribunal Supremo que tampoco quiere cumplir, ha lamentado,

Andrés ha instado a Fernández Mañueco a "poner las cosas en su sitio", como "principal valedor" del Diálogo Social, y ha hecho un llamamiento a la coordinadora de Ciudadanos en Castilla y León, Gemma Villarroel, para que aclare la política de la formación liberal a la que ha acusado de "arremeter" contra los trabajadores que ha achacado a la "obsesiva política antiobrera" que se aplica desde la Consejería que dirige Ana Carlota Amigo.

"Es un día muy triste tener que iniciar otra vez una ronda para reivindicar el apoyo y la ayuda de los grupos", ha lamentado por su parte Santiago Aparicio quien no ha ocultado su "asombro y enfado manifiesto" por la "persecución al Diálogo Social" con un llamamiento expreso al presidente de la Junta a "tomar cartas en el asunto" para que cambie el rumbo del Diálogo Social "por el bien de todos" ya que, de lo contrario, en poco tiempo se podrá ver un "desastre" en la Comunidad Autónoma.

"No sé si saben lo que representamos y somos UGT, CCOO y CEOE Castilla y León", se ha preguntado Aparicio que ha apuntado a un motivo de "ignorancia total y absoluta" por parte del grupo minoritario en el Gobierno al que ha pedido que, si conoce la trascendencia de la concertación y de la paz social, se lo debe "hacer mirar" porque apuntaría a un comportamiento "de mala fe". "Cada decisión nos deja perplejos", ha añadido el presidente de la patronal ante la intención de "determinadas personas" de "cargarse" del modelo del Diálogo Social para imponer e implantar sus criterios con la premisa de que "el de los demás no sirve para nada".

A esto han añadido la "gravedad" que supone los incumplimientos de la palabra dada poniendo a los firmantes "a los pies de los caballos" con insinuaciones respecto a que hay que mirar "lo que hacen y cómo lo hacen" cuando, según Aparicio, los agentes del Diálogo Social han demostrado que son "más transparentes que nadie".

Andrés ha compartido su "gran preocupación" por la falta de información del presidente de la Junta sobre la realidad de la interlocución en Castilla y León o su "cinismo", algo que, según ha advertido, "preocuparía mucho más", en sintonía con Faustino Temprano que ha responsabilizado a Fernández Mañueco de permitir un "nuevo ataque" al Diálogo Social que, según sus palabras, tendría que estar centrado en buscar soluciones a los problemas de la gente y no al funcionamiento de una interlocución que avanza en Familia o en Educación mientras que en Empleo va "tarde, mal y nunca, como siempre".

El sindicalista ha advertido del "cabreo muy grande" que hay en la sociedad castellanoleonesa por la falta de ayudas y de solución a los "graves problemas" de la gente y no ha dudado en ofrecer la "mano tendida" de los agentes económicos y sociales para dedicar "las horas que haya que estar" en la búsqueda de esas soluciones, con la incógnita de qué va a pasar cuando desaparezcan los ERTE.

En este punto, ha preguntado a la Consejería de Empleo si va a pedir para Castilla y León las partidas que contemplan los fondos para la reconstrucción y si va a mantener los complementos a los ERTE que ha anunciado que quiere eliminar.

Dicho esto, los agentes del Diálogo Social han sido tajantes al asegurar que "por muchos palos que se pongan en las ruedas" no se van a levantar de las mesas de negociación si consideran que pueden ser capaces de llegar a acuerdos que beneficien a los ciudadanos y al tejido empresarial de la Comunidad. En concreto, han abogado por "aislar" los asuntos y no mezclar los temas para evitar una deriva negativa. A pesar de sentirse "agredidos", han reconocido, tratarán de avanzar si el contenido de los acuerdos es suficientemente importante, con el ejemplo de la traslación a Castilla y León del acuerdo nacional sobre dependencia.