PP propone una doble vuelta en las elecciones municipales

El secretario autonómico del PPCyL, Francisco Vázquez
EUROPA PRESS
Actualizado 01/10/2018 19:31:52 CET

Presentará mociones en todos los ayuntamientos de CyL para reclamar un cambio en la Loreg

VALLADOLID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El PP presentará mociones en todos los ayuntamientos de Castilla y León en las que reclamará un cambio en la Ley Orgánica de Régimen General (Loreg) que establezca un sistema de doble vuelta en los comicios municipales a fin de favorecer que en los consistorios gobierne la lista más votada.

Se trata de una iniciativa que el Grupo Parlamentario Popular propondrá en el Congreso de los Diputados y para la que esta formación solicitará el apoyo de los consistorios, según ha anunciado este lunes el secretario autonómico del PP de Castilla y León, Francisco Vázquez, tras la reunión del Comité de Dirección del partido.

A su juicio, esta segunda vuelta, que incluiría una prima de mayoría para la más votada, respetaría el principio de proporcionalidad al tiempo incluye un sistema correctivo para favorecer la "gobernabilidad" y "estabilidad" de la Administración municipal, sin impedir la formación de colaciones en caso de que nadie logre esa prima, según Vázquez, quien ha criticado los casos en los que una "coalición de perdedores" se hace con el poder, con el respaldo necesario de grupos minoritarios que, a veces con su sólo concejal, acaban imponiendo sus programas pese a su escaso apoyo electoral, lo cual "desorienta" a la ciudadanía.

No obstante, la propuesta 'popular' establece tres posibles casos en los que no sería necesaria una segunda vuelta, como son aquellos en los que una lista obtenga mayoría absoluta, en los que la primera fuerza obtenga al menos el 35 por ciento de los votos con un mínimo de cinco puntos de ventaja sobre la segunda, o el 30 si saca más de diez al segundo, en cuyo caso obtendrían la mitad más uno de los concejales.

En el caso de que fuera necesaria segunda vuelta, podrían concurrir a ella no sólo las dos listas más votadas en primera instancia, sino todas aquellas que hubieran alcanzado un mínimo del 15 por ciento. En esa segunda vuelta, se le otorgaría la mitad más uno de los concejales a la candidatura que obtuviese al menos el 40 por ciento de los votos y superase en siete puntos a la siguiente opción, mientras que el resto de ediles se atribuirían a través del actual sistema previsto en la Loreg.