Publicado 22/07/2021 19:14CET

Primer descenso diario de la incidencia acumulada a 14 días en CyL desde el 26 de junio

Evolución de las tasas de incidencia del COVID-19 en la comunidad de Castilla y León durante 2021.
Evolución de las tasas de incidencia del COVID-19 en la comunidad de Castilla y León durante 2021. - JCYL

   Los hospitales registran 76 ingresos en planta, el dato más alto en una jornada desde el 13 de febrero

   VALLADOLID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La incidencia acumulada del COVID-19 en el conjunto de Castilla y León ha registrado, según los datos actualizados este jueves, el primer descenso diario desde el pasado 26 de junio, al bajar de una tasa de 900 casos por 100.000 notificada este viernes a los 888 de hoy.

   Así se puede observar en el apartado de Situación epidemiológica del coronavirus en Castilla y León de la web de Datos Abiertos de la Junta, donde se indica también que el registro a 7 días mantiene ligeros descensos desde hace una semana y se sitúa este jueves en 404.

   Ello ha propiciado el primer descenso en la tasa de incidencia acumulada a 14 días desde hace casi un mes. El indicador había comenzado a subir el pasado 26 de junio, cuando solo era de 65 casos por 100.000 habitantes, momento en el que comenzó un ligero incremento que con el paso de los días se convirtió en la 'quinta ola' de contagios, hasta alcanzar este miércoles la tasa de 900 --se multiplicó por 14 en menos de un mes--.

   Pero este jueves se registra el primer descenso desde ese 26 de junio, al quedarse el registro en 888. Eso sí, la bajada no es generalizada en todas las provincias, ya que todavía se dan incrementos diarios en Ávila, Segovia y sobre todo en Soria, donde se han superado los 1.000 casos por 100.000. En Palencia la tasa se mantiene en cifras similares a las de ayer, mientras hay descensos en Burgos, León, Salamanca, Valladolid y Zamora.

    La provincia burgalesa mantiene la tasa más elevada de la comunidad, con 1.627 casos por 100.000, aunque registra ya la segunda jornada con descensos. Le sigue Palencia, con 1.242; Soria, con 1.039; Valladolid, con 813; Zamora, con 794; León, con 648; Salamanca, con 630; Segovia, con 629; y Ávila, con 602.

   En la incidencia a 7 días continúa el lento descenso de la tasa autonómica, frenado también por los incrementos en cuatro provincias --Ávila, Palencia, Segovia y Soria--. Eso sí, algunas provincias muestran descensos notables, como Burgos, donde se ha reducido la tasa un 28 por ciento desde el miércoles 14; Zamora, con una caída del 41 por ciento desde el día 13 de julio; o Salamanca, donde ha bajado un 36 por ciento desde el viernes 16.

   La tasa más elevada, pese a ese descenso, corresponde a Burgos, con 673 casos por 100.000; seguida por la de Palencia, con 636; Soria, 594; Valladolid, 381; Segovia, 331; Ávila, 330; León, 303; y Salamanca, con 241.

   En otros indicadores que recoge la web de Situación epidemiológica, continúan en nivel muy alto y al alza la incidencia acumulada a 7 días de los mayores de 65 años, con 133 casos por 100.000 y con seis provincias --Burgos, León, Palencia, Soria, Valladolid y Zamora-- por encima de 75. En la provincia palentina se alcanzan los 229 y en la de Burgos, los 322.

   En el caso de la incidencia a 14 días en este grupo de edad su nivel de riesgo es también 'muy alto', con nuevo incremento al alcanzar los 223 casos por 100.000, con Burgos (516) y Palencia (431) por encima de los 400. Además, en León (209), Zamora (215), Soria (180) y Valladolid (154) se superan los 150.

MÁXIMO DE INGRESOS DESDE EL FINAL DE LA TERCERA OLA

   En lo relativo a la ocupación hospitalaria, continúa el incremento de pacientes de COVID en las camas de planta de los hospitales de la Comunidad, que han notificado este jueves 76 nuevos ingresos por esta enfermedad. Se trata del dato más alto correspondiente a un solo día --el pasado 12 de julio se alcanzó la misma cifra pero correspondía a un fin de semana-- desde el 13 de febrero, cuando remitía ya la tercera ola de la pandemia.

   Estos pacientes ocupan un 7,4 por ciento de las camas de planta de toda Castilla y León, aunque todavía en nivel de riesgo 2 (medio) según el Semáforo COVID, con Burgos a la cabeza con un 13,4 por ciento.

   En cuanto a la presencia de pacientes de COVID-19 en camas de cuidados critícios, la tasa se mantiene en el 16,1 por ciento en el conjunto de la Comunidad, en nivel de riesgo 3 (alto), y solo se ha registrado un nuevo ingreso en estas unidades. El mayor porcentaje corresponde a Palencia, con un 40 por ciento; mientras en Burgos (31 por ciento) también ocupan más del 25 por ciento de las camas de UCI.

Contador