Los rastreadores del Ejército realizan 2.300 llamadas diarias a positivos en CyL

Publicado: miércoles, 5 enero 2022 12:51

BURGOS, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los rastreadores del Ejército realizan una media de 2.300 llamadas diarias a personas que han arrojado un resultado positivo en COVID-19 en Castilla y León, según se ha puesto de manifiesto durante la visita que ha realizado este miércoles la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, a la unidad militar de la base burgalesa Cid Campeador de Castrillo del Val.

Barcones, que ha estado acompañada por altos mandos militares la base, ha destacado el servicio público "impagable" que realiza el Ejército en esta materia con los 56 efectivos que desempeñan esta labor en la base de Burgos. "Es incalculable el número de cadenas de contagios que su labor nos ha evitado", ha significado Barcones, antes de señalar el "sufrimiento que habrán impedido" tanto el número de ingresos como de fallecimientos por el virus.

A este respecto ha puesto en valor el trabajo realizado en otras sedes militares, desde el anonimato, a través de militares que "sólo escuchan, informan y aconsejan", a la vez que ejercen el máximo de empatía con quienes tienen al otro lado del teléfono.

En cuanto a la situación actual, devenida de la propagación de la variante Ómicron, ha recalcado la organización del Ministerio de Defensa "en un tiempo récord" y ha sostenido: "Todos estaremos siempre en deuda con estos luchadores que trabajan turnos de lunes a domingo y no se limitan a observar estrictamente sus horarios cuando
siguen teniendo llamadas".

Algo que ha enlazado a la "disponibilidad y eficacia" de las Fuerzas Armadas y la "lección de solidaridad" que han demostrado durante la pandemia, desde la labor de patrullaje a la de rastreo y vacunación.

Desde que el Ejército realiza el rastreo de positivos en coronavirus en la Comunidad, el 21 de septiembre de 2020, las llamadas telefónicas se aproximan al millón, sumando en ellas las conexiones con personas contagiadas, unas 306.000, y las realizadas a contactos estrechos, cerca de 291.000.

En la actualidad, Castilla y León cuenta con 270 efectivos activos, divididos en seis secciones de vigilancia coordinadas por el Cuartes de la División San Marcial de Burgos, si bien desde septiembre de 2020, el número de efectivos ha fluctuado entre los 60 y los 480 militares activos, en función de las necesidades.

Más información