Rey defiende la necesidad de mejorar la educación financiera de los alumnos para que sean más responsables y críticos

Publicado 26/11/2018 12:43:10CET

VALLADOLID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Fernando Rey, ha reconocido la necesidad de mejorar la educación financiera de los alumnos de Primaria y Secundaria ya que, según ha explicado, de los últimos informes PISA se puede concluir que se trata de una competencia que no se trabaja de modo suficiente en todo el país cuando mejorar estos conocimientos ayudaría a convertir a los estudiantes en ciudadanos más exigentes, críticos y responsables.

Por este motivo, ha defendido las oportunidades que representa la plataforma educativa www.educacionfinancierabasica.com, presentada este lunes en sociedad, y a la que pueden acceder profesores, alumnos y familias para realizar actividades y obtener recursos educativos nivelados para las distintas etapas educativas con unos resultados que, según ha asegurado su impulsora, María Jesús Soto, han superado todas las expectativas iniciales.

"Les gusta cómo se hace", ha constatado Soto que ha compartido con Rey la necesidad de formar a los alumnos en materia financiera a través de una herramienta que combina en este caso el emprendimiento, los casos prácticos y los valores en el objetivo último de inculcar a los estudiantes "hábitos saludables" desde el punto de vista financiero de forma correcta y práctica.

Para ello, la plataforma dispone de actividades y de recursos nivelados para las distintas etapas educativas, como vídeos, recursos, explicaciones de conceptos financieros básicos y juegos, que han sido revisados por un grupo de profesores especialistas en la materia a través de un grupo de trabajo supervisado por la Dirección General de Innovación y Equidad Educativa de la Consejería de Educación, y en el que ha participado la Fundación María Jesús Soto.

De hecho, esta herramienta educativa forma parte del proyecto 'Educación Financiera Básica', en el que participa profesorado y alumnado de Castilla y León fruto del convenio de colaboración suscrito en octubre de 2017 para el desarrollo de este proyecto que Rey ha alejado de debates intelectuales "inanes y estériles" por ser "incomprensibles desde todo punto de vista lógico y racional".

Fruto de dicho convenio, la Fundación donó a las bibliotecas de centros educativos de la Comunidad 9.000 ejemplares de los títulos 'Mi primer libro de economía, ahorro e inversión', 'Mi primer viaje al mundo de la empresa y los emprendedores' y 'Mis primeras elecciones: sector público y sistemas de gobierno' por lo que Rey ha valorado la labor los "pocos" mecenas que hay en esta materia concreta.

Además, desde la red de centros de Formación del Profesorado e Innovación Educativa (CFIEs) de la comunidad se ha formado a más de 200 profesores de Castilla y León que así lo solicitaron en educación económico-financiera y para el emprendimiento a través del curso 'Economía y emprendimiento en las aulas: recursos prácticos para docentes'. Esta acción formativa, que consta de ocho horas presenciales, se desarrolló de octubre a noviembre de 2017 y de marzo a abril de 2018.

Por su parte, la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, que ha ejercido como anfitriona de la presentación de esta plataforma, se ha mostrado convencida de que esta herramienta supondrá "un plus más" para formar a los ciudadanos de mañana en una materia "tan importante" como las finanzas y el emprendimiento en lo que ha considerado una forma de "abonar el futuro" para impulsar e incentivar nuevos proyectos empresariales que permitan a los jóvenes permanecer en Castilla y León.

"Hay que construir y poner piedras en todos los apartados para luchar contra la despoblación y este es fundamental para conseguir que se queden en Castilla y León", ha sentenciado la presidenta de las Cortes.

Según han explicado en la presentación de esta plataforma, el Consejo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la Comisión Europea, la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) han emitido distintas recomendaciones a los países y estados miembros para impulsar su implicación en la mejora de la educación financiera de sus ciudadanos y reconocer la necesidad de estimular programas dirigidos a las escuelas con materiales y contenidos adaptados a las necesidades y características del grupo al que van dirigidos.

Estas instituciones internacionales señalan que los contenidos de los programas de educación financiera han de ser imparciales y objetivos y, teniendo en cuenta que van dirigidos a los alumnos adolescentes y a colectivos adultos vinculados a los centros docentes, han de cubrir aspectos esenciales como la planificación financiera, elaboración de un presupuesto, el ahorro, el endeudamiento o los seguros.