Salamanca reduce un 48 por ciento las averías en la red de agua con la implantación del sistema inteligente de presión

Publicado 14/11/2018 17:06:14CET

SALAMANCA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Salamanca ha reducido en lo que va de año más de un 48 por ciento las averías en la red de agua, respecto al mismo periodo de año anterior, gracias a la implantación del Sistema de Gestión Activa de Presiones (GAP).

En concreto, según el Consistorio, el GAP ha arrojado "unos resultados muy satisfactorios" en el primer año de funcionamiento, al pasar de 153 averías de enero a octubre de 2017 a 79 en el mismo periodo del presente ejercicio.

Asimismo, en los primeros diez meses del año, la cantidad de averías en las redes se ha situado un 38 por ciento por debajo de la media de los últimos tres años, lo que representa unas 48 averías menos en estos diez primeros meses del año respecto al promedio de estos años que asciende a 127.

El Ayuntamiento ha destacado que la implantación del GAP ha supuesto "un importante avance para mejorar el servicio que el Ayuntamiento presta a los vecinos, reduciendo las molestas consecuencias de las averías en la red de distribución de agua".

Además, este sistema, que supuso una inversión municipal de un millón de euros, incrementará la vida útil de las tuberías en gran parte de los 416 kilómetros de red del sistema de abastecimiento de la ciudad, ha reseñado.

El funcionamiento del GAP es posible gracias a los más de 10.000 datos diarios de toda la red de agua de la ciudad que se reciben en el centro de control y visualización, lo que permite analizar los mismos para "tomar decisiones dirigidas a mejorar la calidad del servicio evitando averías, minimizar las perdidas y los sectores afectados en el caso de producirse las mismas".

Asimismo, para su implantación, el Consistorio optimizó la anterior sectorización de la red de distribución de agua de la ciudad al pasar de siete sectores sin regulación a 23 sectores. Para esto, revisó y cambió más de 200 válvulas, y colocó 74 arquetas con válvulas para monitorizar, registrar y controlar la presión, el caudal, así como la calidad del agua.

Además de la optimización lograda con una mayor sectorización de la red de distribución de agua de la ciudad, el Ayuntamiento ha renovado 2.135 metros de tuberías en las avenidas La Salle, La Merced, Agustinos y en el cruce de la Avenida Saavedra y Fajardo; en Vía Helmántica, en la Carretera de Vistahermosa, y en las calles Barqueros, San Damián, San Cosme y Cruz Roja.