Saravia y Puente sacan adelante su PGOU para el "cambio de modelo" pese a los votos en contra de PP, Cs y el no adscrito

Publicado 20/05/2019 13:05:46CET
EUROPA PRESS

Martínez Bermejo advierte de que el PP está obligado a modificar este documento "incompleto" cuando Pilar del Olmo sea alcaldesa

VALLADOLID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado de manera provisional en Pleno extraordinario la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), con los votos a favor de PSOE, Toma la Palabra y Sí Se Puede y la oposición de PP, Ciudadanos y el concejal no adscrito, Jesús Presencio, tras una sesión celebrada a seis días de las elecciones municipales, que han estado muy presentes en los argumentos de los grupos políticos.

En un pleno extraordinario de una hora y tres cuartos de duración, el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, ha recalcado que con este trámite, a falta de la aprobación definitiva por parte de la Junta de Castilla y León, se da un paso más para "el cambio de modelo" en el que se aplica "la modestia" para trabajar sobre la ciudad existente, y que está pensado a partir de los intereses de la ciudadanía y "no de los grandes propietarios de suelos o grandes promotores".

De hecho, Saravia ha dibujado una "supuesta visión" de la ciudad dentro de "cinco, seis o siete años", en la que estarán en marcha o se habrán concluido muchos de los proyectos que ahora se dibujan o se pretenden llevar a cabo, como el nuevo paso de labradores bajo las vías, el anillo verde, aparcamientos disuasorios en Villa del Prado y la carretera de Renedo, un paseo peatonal junto a la VA-20, las rehabilitaciones de 29 de octubre y Las Viudas-Aramburu, se iniciaría la reurbanización de una parte de los antiguos talleres, nuevas promociones en La Florida o Zambrana y habría zonas de cero emisiones en el centro.

Todo ello, ha explicado el concejal y candidato a la Alcaldía de Valladolid por VTLP, con la base de este PGOU, que como ha recordado será un marco de trabajo que se puede modificar en los próximos años con propuestas de todos los grupos, como algunas de las que ha incluido el edil en ese relato que asegura que ya planteó el PP "hace años".

Saravia ha matizado que no se debe "mitificar" el PGOU, ya que considera que "no llega a todo" en la ciudad, sino que se trata de un planeamiento urbanístico para "poner las cosas en su sitio" y mejorar las condiciones de la ciudad existente. A ello ha añadido la, en su opinión, amplia participación durante este proceso de revisión iniciado en el año 2016, con más de 600 alegaciones que se han recogido, resuelto y una parte de ellas, aceptado.

A este respecto, la portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente, ha matizado que se ha "tumbado un 75%" de las alegaciones presentadas, por lo que ha reprochado que el equipo de Gobierno, en su opinión, no ha querido buscar el consenso con la oposición, algo que considera que habría sido posible porque su grupo estaba de acuerda en que el anterior modelo de ciudad del PP era "insostenible".

La portavoz de Sí Se Puede, Charo Chávez, que se ha integrado en la lista electoral del PSOE como número cuatro mientras su formación desaparecerá de la Corporación, ha defendido que ha habido "amplios plazos de participación" y ha subrayado que hoy "casi finaliza" el proceso del cambio de modelo de ciudad.

Una crítica muy coincidente en las intervenciones de los grupos que han votado en contra y del no adscrito es el momento en el que se ha llevado a cabo la aprobación, a falta de seis días para las elecciones municipales, cuando según el PP y Ciudadanos Puente y Saravia se habrían comprometido a tener lista la revisión a finales de 2016. "Después de cuatro años, una semana más o menos no habría significado nada y estéticamente habría sido otra cosa", ha apuntado Jesús Presencio.

El portavoz del Grupo Municipal Popular ha ido más allá y ha recalcado que si el equipo de Gobierno no ha querido dejar la aprobación provisional para después de las elecciones de este domimngo y tampoco ha querido "dar la palabra" a los vecinos en este proceso, "el día 26 la tendrán" y con ello, "obligarán" al PP a cambiar de nuevo el PGOU "cuando gobierne la alcaldesa Pilar del Olmo" --en referencia a la candidata de su partido a la Alcaldía--.

EL ALCALDE, "TODO EL DÍA CON EL PUÑETERO TWITTER"

De hecho, Martínez Bermejo ha especulado con que el motivo real de la aprobación del PGOU tan cerca de las elecciones es que Óscar Puente "no confía" en que las urnas le permitan "reeditar su gobierno de la nada". Justo en ese momento, mientras intervenía el portavoz 'popular', el alcalde de la ciudad miraba su teléfono móvil, por lo que Martínez Bermejo le ha reprochado que esté "todo el día con el puñetero Twitter".

También la portavoz de Ciudadanos ha criticado y calificado de "vergüenza" que el regidor utilice "todo el tiempo" el móvil mientras intervienen otros miembros de la corporación.

La cita electoral ha estado muy presente en los argumentos de los intervinientes, como en el caso también del portavoz del Grupo Socialista, Pedro Herrero, que ha respondido a esa afirmación de su homólogo en el PP para aseverar que este partido, en el que observa "la cara del lobby de intereses privados", "no va aprobar el PGOU ni en el Ayuntamiento ni en la Junta" porque en ambas instituciones gobernará el PSOE a partir del día 26 de mayo.

En su intervención, Herrero ha comenzado con referencias a los intentos del portavoz 'popular' y de la candidata a la Alcaldía para intentar "boicotear este pleno" ya que primero Martínez Bermejo "amenazó" con llevar el asunto a la Junta Electoral Central, al igual que ha afirmado que ha hecho el PP con otros dos actos convocados en los últimos días, y finalmente la también consejera de Economía y Hacienda presentó un escrito en el Ayuntamiento para pedir que no se celebrara este pleno extraordinario pero "sin un solo argumento jurídico".

La mención de estos asuntos han provocado varias protestas del portavoz 'popular' porque consideraba que no tenía nada que ver con el objeto del debate, el PGOU. De hecho, posteriormente ha calificado de "basurilla" al contenido de las intervenciones de Pedro Herrero, y ha añadido que se avergüenza de tomar parte de una corporación presidida por "un alcalde tan sectario" por haber permitido al portavoz de su partido expresarse en ese sentido.

Asimismo, Herrero ha comparado la aprobación y el contenido de este nuevo PGOU con el que sacó adelante el PP en el año 2003 "solo con los votos de su grupo" y también "justo antes de unas elecciones" --Martínez Bermejo ha precisado que en aquel caso se aprobó "83 días antes" de los comicios, frente a los seis que faltan hoy para el 26 de mayo--.

Así, ha incidido en que en aquel caso después de la aprobación en Pleno "se manipularon 70 artículos" en lo que supuso un "escándalo urbanístico", y con perjuicios para el Ayuntamiento en favor de grandes promotores, lo que se suma a la "factura que todavía se paga" como consecuencia de aquella planificación y que suma, según sus cálculos "130 millones de euros".

Tampoco han faltado las referencias al soterramiento de las vías y al proyecto de integración en superficie, el cual según ha recalcado Saravia "da respuesta a la permeabilización" y no compromete un gran proyecto "sin compromiso presupuestario". Sin embargo, el portavoz 'popular' ha insistido en que si en Murcia se puede llevar a cabo un soterramiento con una aportación de "45 millones de euros" por parte del Ayuntamiento, ellos defienden que en Valladolid también es posible.

Sin embargo, tanto Martínez Bermejo como Pilar Vicente, han asegurado que este nuevo documento contempla los "túneles y pasarelas" en lugar del gran túnel, pese a que los vecinos de la ciudad se lo reclamaron en "todas las reuniones previas" que se celebraron en el año 2016.

Por ello y por otros motivos, el portavoz 'popular' ha advertido de que este PGOU devuelve a la ciudad "al siglo XIX" y la "ruraliza" la dificultar el acceso al centro, la "congela" y la deja "sin planeamiento industrial".