Publicado 19/02/2021 14:12CET

Trabajos de mejora de la seguridad en la carretera CL-607, en Segovia, provocarán cortes los días 23 y 24 de febrero

Estado De Las Obras En La Carretera CL-607.
Estado De Las Obras En La Carretera CL-607. - SUBD. GOBIERNO SEGOVIA.

SEGOVIA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El martes y miércoles de la próxima semana, 23 y 24 de febrero, se llevarán a cabo cortes puntuales de circulación en la carretera CL-607 debido a las tareas de fresado de firme y extendido de capa de rodadura.
Con motivo de la ejecución de las obras del proyecto 'Actuación en tramo de concentración de accidentes.

Ensanche de puente sobre el río Eresma', que acomete la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en la carretera CL-607, la próxima semana se va a proceder a cortes de tráfico puntuales entre los puntos kilométricos 6,200 y 6,800 de esta vía.

Según un comunicado de la Subdelegación del Gobierno en Segovia recogido por Europa Press, los cortes de circulación tendrán lugar el martes y el miércoles, 23 y 24 de febrero, entre las 7.30 y las 20.00 horas en cada una de las jornadas.

En este periodo se ejecutarán los trabajos para el fresado de firme y posterior extendido de capa de rodadura de mezcla bituminosa en el puente.

La actuación va a suponer retenciones de tráfico en la carretera, por lo que desde el Servicio Territorial de Fomento de Segovia han recomendado que, en la medida de lo posible, los conductores eviten el tránsito por esta vía en las fechas indicadas.

La actuación estará debidamente indicada y contará con 'señalistas' situados antes de los puntos de corte en la rotonda de Zamarramala, en San Pedro Abanto (para quienes vienen de Segovia) y en la CL-605.
Además, se informará a los usuarios a través de los paneles de la autovía.

Las obras de ensanche de la CL-607 en el puente sobre el río Eresma han contado con un presupuesto de 348.238 euros y consisten en incrementar el ancho de esta vía en el puente hasta los 13,10 metros.

De este modo se pasará de un único carril de tránsito para vehículos a dos carriles, junto con los arcenes y aceras necesarias para el paso peatonal en las mejores condiciones.

La intervención persigue mejorar la seguridad vial en este tramo de concentración de accidentes de la CL-607, que presentaba una sección transversal insuficiente, dado que existía un estrechamiento de la calzada que en el puente quedaba reducida a un solo carril.

Esta vía, de la red básica de carreteras de la Junta de Castilla y León, bordea la ciudad de Segovia y tiene una Intensidad Media de Vehículos (IMD) de 4.374 vehículos al día.

El proyecto ha incluido la construcción de una nueva estructura adaptada a la geometría del puente, de manera que mediante arcos de hormigón armado se ha ajustado la forma a los arcos de piedra del puente actual y con un acabado de piedra similar al existente.

También se ha previsto la protección frente a avenidas extraordinarias del tramo de actuación en cuanto a la erosión del cauce, con escolleras que cubran la zona de estribos y pilas.

Para leer más