Los vallisoletanos conviven con niveles de ruido inferiores a los de 2008 pero ligeramente superiores a los de 2012

Publicado 12/12/2018 14:57:26CET

VALLADOLID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado este miércoles en Junta de Gobierno el nuevo mapa estratégico de ruido de Valladolid, en el que se muestran datos de 2017 que apuntan que el porcentaje de población que soporta ruido por encima de 65 decibelios es ligeramente inferior al de 2008 por las mañanas y las tardes y se ha reducido casi a la mitad por las noches, si bien con respecto a 2012 se registran incrementos en los periodos diurnos.

El mapa, como ha destacado la concejal María Sánchez, se ha desarrollado íntegramente por personal del servicio municipal de Medio Ambiente, por lo que no se ha tenido que recurrir a una empresa externa. El trabajo ha llevado un año completo de análisis modelización y validación en la totalidad de barrios del término municipal, salvo el impacto del corredor ferroviario que es responsabilidad de Adif.

El mapa nos muestra una situación "similar", según Sánchez, a la imagen de ruido urbano del mapa desarrollado en el año 2008 y de su puesta al día de 2012.

La evolución durante la mañana y la tarde es ligeramente favorable, ya que se pasa, respectivamente, de un 6,8 por ciento de la población afectada por ruidos de más de 65 decibelios en 2008 en ambos periodos al 6,6 y el 6 por ciento de 2017. Sin embargo, ha aumentado con respecto a los datos de 2012, si bien el Área de Medio Ambiente recuerda que en esos momentos había una menor afectación acústica debido a la menor actividad en la ciudad con motivo de la crisis económica.

El dato más positivo es que durante el periodo nocturno (el más sensible al ruido) la afección a ruidos elevados, en este caso por encima de los 55 db, se reduce de forma notable, ya que se pasa del 13,7 por ciento de la población afectada en 2008 y del 11,2 por ciento de 2012 a un 6,3 por ciento en 2017.

El plano, que toma como base el ruido urbano que procede del impacto generado por el tráfico, se ha realizado mediante la herramienta de modelización CADNA y el método de cálculo desarrollado por la Comisión de la UE, denominado KNOSSOS, por lo que cumple con los estándares de fiabilidad más elevados con respecto a la determinación final del ruido ambiente urbano y toma.

La memoria del mapa recopila datos por barrios y referencia las calles y las zonas que soportan mayores niveles de ruido según el periodo del día.

En cuanto a los barrios, las zonas que presentan en 2017 un mayor número de habitantes afectados por niveles sonoros elevados --más de 65 decibelios en un período de 24 horas-- son Delicias-Canterac, con en torno a 2.250 personas; Delicias-Arco de Ladrillo, ligeramente por debajo; Huerta del Rey, con algo más de 2.000; y Campo Grande, con más de 1.500 personas.

Por el contrario, El Berrocal, El Pinar, La Overuela y Puente Duero apenas reflejan niveles elevados de ruido.

En cuanto a las calles sometidas a mayores ruidos, se destacan las fachadas de zonas que soportan ruidos por encima de los 75 decibelios durante el día, como el paseo del Arco de Ladrillo (entre el paseo del Hospital Militar y paseo Farnesio) y en la intersección con Padre Benito Menni; en los tramos de las avenidas de Salamanca y Burgos más próximos a la plaza de San Bartolomé; y en la calle Aluminio junto a Topacio, así como en la calle Oro (entre Topacio y Galena).

Estas calles son también las que soportan más ruido en periodo de noche (por encima de 70 db), aunque se incluyen también las intersecciones de Arco de Ladrillo con General Shelly y Arca Real.

En los próximos días se inicia un periodo de exposición pública y para ello podrán descargarse sus contenidos, memoria planos desde el espacio web del Ayuntamiento de Valladolid, y además, se integrará igualmente a través del visor correspondiente en el callejero de la ciudad de forma que los ciudadanos puedan obtener en sus consultas la máxima resolución posible. Se explicará en la próxima agenda local 21.

-. Firma: FSMA .-