Actualizado 30/09/2008 20:00 CET

AMPL.- Agro.- La DO Catalunya prevé una reducción de la cosecha del 10% por el hongo mildiu y las lluvias de primavera

REUS (TARRAGONA)/BARCELONA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Catalunya prevé una reducción de la cosecha del 10% en 2008, en comparación con el año anterior, debido a la presencia del hongo mildiu y a las lluvias abundantes de primavera, según informó hoy el Consejo Regulador.

La producción estimada es de unos 35 millones de litros de vino, frente los cerca de 40 de la temporada pasada. Por lo que se refiere a uva, se pasará de los 55 millones de kilos en 2007 a los 50 de seta temporada.

El proceso de maduración fue más gradual y lento, con un retraso de entre diez días y dos semanas. La maduración más pausada contribuyó a una buena conservación de los ácidos de la uva y un aumento progresivo del grado de alcohol en potencia, por el presidente del Consejo Regulador de la DO, Xavier Pié, auguró una calidad muy buena del producto, "de las mejores de los últimos años", señaló.

La primavera, con lluvias abundantes y frecuentes, produjo un gran desarrollo de la vegetación y una presencia de este hongo en las cepas, que atacó parte de las uvas en sus fases tempranas, reduciendo la producción y también dañando parcialmente a las hojas.

La coincidencia de estas lluvias primaverales con el momento de floración de las uvas provocó que variedades como merlot, garnacha y xarelo cuajaran mal y vieran reducidos de forma significativa sus rendimientos.

Las consecuencias a nivel cualitativo de la presencia del mildiu, sin embargo, resultaron ser muy pequeñas, dado que las uvas afectadas se secaron completamente y la afectación a las hojas no fue lo suficientemente importante como por comprometer el proceso de maduración, más lento que en los últimos tres años.

Un 58% de la producción de esta temporada se destinará a la exportación. El crecimiento de la DO continúa y ya son 203 las bodegas registradas, principalmente en las zonas productoras del Penedès, la Terra Alta y el Camp de Tarragona.

El presidente de la DO confía en que crezca el consumo de vino en Catalunya. Una de las apuestas que se hacen para favorecerlo es el embotellado en botellas de 50 cl así como también en otros formatos como 37 cl o, la más grande, la Magnum.