Publicado 09/09/2020 19:29CET

Más de 6.000 alumnos andorranos de primaria han regresado a las aulas

Regreso a las aulas en Andorra
Regreso a las aulas en Andorra - S.F.G.A / JAVILADOT

El 91% de los llamados al cribado se han sometido a las pruebas del Covid-19

ANDORRA LA VELLA (ANDORRA), 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de 6.000 alumnos andorranos de primaria han regresado este miércoles a las aulas, siguiendo los protocolos sanitarios establecidos a causa de la pandemia del Covid-19.

El ministro portavoz, Eric Jover, y la ministra de Educación, Ester Vilarrubla, han calificado el inicio del curso escolar de "buena noticia" en la rueda de prensa que han ofrecido para explicar los acuerdos del Consejo de Ministros.

El viernes volverán a las clases parte de los alumnos del sistema educativo francés y el lunes se espera que se incorporen los de segunda enseñanza, bachillerato y formación profesional.

En total serán 11.376 alumnos, según los datos provisionales, los que iniciarán este curso, lo que representa un aumento del 4% en comparación al curso 2019-2020, cuando había unos 10.800 niños y jóvenes escolarizados.

Según ha detallado Vilarrubla, en todos los sistemas educativos que existen en el país -el andorrano, el español y el francés-- ha aumentado el número de alumnos.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN DEL COVID-19

El inicio del curso escolar es más escalonado que en los años anteriores por las medidas adoptadas a causa de la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus.

La principal medida es el cribado previo al que se somete la comunidad educativa: el 78% de los docentes y otros profesionales que intervienen en los centros educativos llamados al cribado se han realizado las pruebas y el 91,6% de los alumnos de primaria.

La ministra de Educación ha revelado que se han detectado 10 casos positivos de Covid-19 entre los alumnos y uno entre el personal docente, lo que representa un 0,26% de los escolares que se han sometido al cribado, y un 0,05% de los profesionales de la educación.

Para el ministro de Salud, Joan Martínez Benazet, estos bajos porcentajes de infección demuestran que la población andorrana ha tenido una "actitud muy responsable" frente la emergencia sanitaria y adopta las medidas de protección.

El cribado se hace para facilitar que los grupos de clase puedan constituirse en grupo de convivencia y así permitir a los alumnos no llevar la mascarilla y interactuar entre ellos sin necesidad de mantener las distancias.

Sí que deberán llevar mascarilla y guardar distancias en las zonas comunes, en la entrada y salida del colegio, en el patio y en el comedor.

Estos días aún se están cribando los alumnos de segunda enseñanza y se ha previsto alargar un día el funcionamiento de los stoplabs --puntos donde se realizan las pruebas desde dentro del vehículo-- para facilitar que los profesionales y alumnos que no han podido someterse a las pruebas en la fecha que se les había designado puedan realizarlas.