La presión fiscal en Andorra subió hasta el 25% en 2018

Publicado 25/06/2019 17:12:04CET
Andorra la Vella (Andorra).
Andorra la Vella (Andorra).EUROPA PRESS - Archivo

ANDORRA LA VELLA (ANDORRA), 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presión fiscal en Andorra en 2018 se incrementó 0,5 puntos porcentuales, pasando del 24,5% al 25%, ha informado el Departament de Estadística en un comunicado.

Los impuestos sobre producción y las importaciones disminuyeron un 1,3%, mientras que los impuestos sobre la renta y el patrimonio crecieron un 21,1%, y las cotizaciones sociales lo hicieron un 5,6%.

Los porcentajes de presión fiscal se han realizado a partir de la estimación del PIB nominal de 2018 (2.742,04 millones de euros) y de los ingresos tributarios (685,68 millones), ambos valores al alza y que motivan el incremento hasta llegar al 25%, justifica Estadística.

La distribución de la presión por los diferentes impuestos del país está liderada por la imposición indirecta con un 11,1% del total, aunque disminuyó tres puntos porcentuales en comparación con el año anterior.

En cambio, la imposición directa pasó del 3,8% del total al 4,3%, por el incremento notorio de los impuestos sobre la renta.

Finalmente, las cotizaciones sociales, que aportan 9,6 puntos al 25%, prácticamente se mantuvieron: crecieron un 0,3%.

La presión fiscal esta creciendo los últimos años en Andorra como consecuencia del despliegue del nuevo marco impositivo, con la introducción de un conjunto de figuras fiscales directas inexistentes hasta la fecha, y que culminó con la implantación del IRPF en 2015.

EL 25%, UN LÍMITE PELIGROSO, SEGÚN CEA

El pasado mes de marzo la Confederación Empresarial Andorrana (CEA) alertó de este crecimiento progresivo de la presión fiscal y situó precisamente en el 25% el límite máximo a partir del cual Andorra perderá competitividad.

Los bajos impuestos son un valor para captar inversión extranjera que se podría ver truncado si siguen subiendo los impuestos, defiende la CEA.

Contador

Para leer más