13.300 estudiantes catalanes aportan ideas para hacer el recreo inclusivo con los discapacitados

Publicado 25/02/2019 11:12:14CET
13.300 Estudiantes Catalanes Aportan Ideas Para Hacer El Recreo Inclusivo Con Lo
ONCE - Archivo

BARCELONA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 13.301 estudiantes y 254 profesores de 193 centros educativos de Catalunya han aportado ideas para convertir el recreo en inclusivo para los niños con discapacidad, y para que no sea excluyente de la diversidad, al participar en el 35 Concurso Escolar del Grupo Social Once.

En un comunicado este lunes, la entidad ha explicado que aunque solo dura entre 20 y 30 minutos, "es suficiente para que un estudiante se sienta al margen de sus iguales", por lo que el concurso persigue que los alumnos perciban el recreo como una parte importante de su proyecto educativo, y no como un paréntesis.

Se trata de un programa de sensibilización educativa que arrancó en octubre para que las aulas se involucren en cambiar actitudes y que los estudiantes mantengan una convivencia respetuosa, especialmente en el momento "feliz" del recreo, evitando que se convierta en lo contrario.

Han participado alumnos de centros públicos, concertados y privados de todas las edades, desde Primaria hasta Bachillerato, además de Educación Especial y Formación Profesional, y los ganadores disfrutarán de un fin de semana en Madrid en el campus 'Para mí y para todos mis compañeros' --lema del concurso--.

En Barcelona, han presentado sus proyectos un total de 8.164 alumnos y 142 profesores de 106 centros, mientras que en Tarragona han sido 2.498 alumnos y 66 profesores de 46 centros; en Girona, 1.499 alumnos y 21 profesores de 17 centros y, en Lleida, 1.140 alumnos y 25 profesores de 24 centros.

TRES FASES DE CONCURSO

Como en ediciones anteriores, el concurso pasará por tres fases en las que los jurados seleccionarán los mejores trabajos: la fase provincial que se decidirá en marzo; la autonómica, en abril, y la estatal, posteriormente.

La Once ha defendido su modelo educativo inclusivo --en el que los alumnos con discapacidad se escolarizan en el sistema ordinario-- como un "ejemplo de éxito", ya que la tasa de abandono escolar de alumnos ciegos o con grave discapacidad visual al final de la ESO es solo del 5,39%, frente al 10,60% de la media europea y el 18,30% del conjunto del Estado.

Para leer más