Publicado 12/05/2015 21:01CET

Ada Colau (BComú) promete eliminar dietas y coches oficiales en Barcelona

Ada Colau (BComú)
EUROPA PRESS

Exige "a los Millet, Bárcenas y Pujol" devolver el dinero

BARCELONA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

La candidata de BComú a la Alcaldía de Barcelona, Ada Colau, ha propuesto este martes eliminar las dietas y los coches oficiales, y exigir que los órganos gubernamentales que dejen de tratar a la ciudadanía "como si fuera menor de edad".

En un mitin ante 200 vecinos de L'Esquerra de l'Eixample con sus números 3 y 8, Laia Ortiz y Agustí Colom, Colau ha dicho que los representantes de los ciudadanos deben usar el transporte público como los demás trabajadores, y así "se lo pensarán dos veces antes de recortarlos".

La candidata ha reflexionado sobre el modo de gobernar, que desde hace décadas se hace con políticas "de arriba a abajo" en vez de contar con los ciudadanos como sujetos.

"Cuando se hace un cambio del plan urbanístico no se escucha a los vecinos, como ha sucedido en el Paral·lel", según Colau, que promete un cambio radical en políticas públicas para aprovechar a una ciudadanía que es históricamente activa, como demuestran las asociaciones de vecinos, el tejido profesional, la juventud formada y los espacios dotados tecnológicamente.

Colau apuesta por cambiar el modelo político que hasta ahora tienen las instituciones, que ve permanentemente "bajo la sombra de la sospecha", y que ya no considera manzanas podridas, porque ve corrupción orgánica.

Por eso, ha recordado que no se trata sólo de juzgar "a los Millet, a los Bárcenas y a los Pujol", sino también de conseguir que devuelvan el dinero para inyectarlo en los servicios públicos.

Además, Ortíz ha narrado cómo en los dos últimos meses se han adjudicado contratos por servicios públicos a grandes empresas, a las que se ha blindado "para que los que vengan a cambiarlo tengan que pagar mucho dinero" para revertir la situación.

ANCIANOS

Entre las propuestas de BComú está contar con los mayores al diseñar las políticas que deben propiciar su envejecimiento activo, promoviendo la solidaridad intergeneracional y, en vez de hacer políticas por sectores --para jóvenes, para menores y para ancianos--, hacer políticas comunes en las que se comparta conocimiento.

Ha criticado que el 65% de las ancianas de Barcelona tengan rentas por debajo de los 600 euros, lo que choca con su propuesta del envejecimiento digno, y quiere ampliar el acceso al transporte público de este sector universalizando la Tarjeta Rosa sin tener en cuenta la renta de quien la utiliza, incluyendo a las 100.000 personas que a día de hoy quedan excluidas.

Para ella, una forma de trabajar en el envejecimiento autónomo es mejorar la teleasistencia, de la que han criticado que Barcelona es la ciudad española que le dedica menos horas.

"El Ayuntamiento ha precarizado el servicio con la externalización y con unas trabajadoras sobreexplotadas", según Colau, que pretende 'remunicipalizar' el servicio.

Para leer más