Administraciones evaluarán el sábado los daños en La Ribera d'Ebre (Tarragona)

Publicado 30/06/2019 13:35:22CET
Reunión de las administraciones para determinar las actuaciones ante el incendio de La Ribera d'Ebre (Tarragona)
Reunión de las administraciones para determinar las actuaciones ante el incendio de La Ribera d'Ebre (Tarragona) - GOVERN DE LA GENERALITAT

   TARRAGONA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Generalitat y los ayuntamientos de la zona afectada por el incendio de La Ribera d'Ebre (Tarragona) se reunirán el próximo sábado en Flix (Tarragona) para evaluar los daños del fuego, que ha quemado 6.000 hectáreas de vegetación.

   En declaraciones a los periodistas durante su visita a la zona afectada, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha explicado que diseñarán un plan de choque "para dar respuesta a todo lo que ha pasado durante este fuego".

   La Generalitat se ha reunido este domingo con los alcaldes y alcaldesas de los municipios afectados por el fuego, que abarca tres comarcas, para marcar los próximos pasos a seguir: se hará un diagnóstico de daños desde el territorio y el Govern se encargará de coordinar el trabajo entre consellerias, diputaciones y la Delegación del Gobierno.

   La consellera de Presidencia, Meritxell Budó, ha explicado que en la reunión con los ocho municipios afectados se ha determinado cómo se hará el diagnóstico de forma conjunta para evaluar tanto los daños materiales como los costes de realojamiento de los vecinos.

   Desde este domingo se recabará información sobre las afectaciones para obtener una radiografía lo más precisa posible de los daños del incendio.

   El alcalde de Flix (Tarragona), Francesc Barbero, ha dicho que está esperanzado "por la rápida puesta en funcionamiento del plan de choque" y ha subrayado que todas las administraciones se implicarán.

   En la reunión del próximo sábado se determinará si el territorio afectado se declara zona catastrófica, una posibilidad que por ahora no se descarta.

AGRADECIMIENTOS

   El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha agradecido a los servicios de emergencia por su trabajo, y ha destacado que se podrían haber quemado hasta 20.000 hectáreas según las previsiones, que muy probablemente no se cumplan.

   También ha agradecido a la ciudadanía por su comportamiento durante la ola de calor por evitar un segundo incendio de grandes dimensiones, aunque ha pedido "no bajar la guardia porque sigue habiendo temperaturas extremas" y hay que mantener la precaución.