Actualizado 12/04/2011 15:50

El alcalde de Vilanova i la Geltrú (PSC) acusa a CiU de poner en riesgo la sanidad pública

Joan Ignasi Elena (PSC)
EUROPA PRESS

BARCELONA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) y candidato del PSC a la reelección, Joan Ignasi Elena, ha acusado este martes a CiU de poner en riesgo la viabilidad del sistema sanitario con las medidas emprendidas para reducir en cerca de 1.000 millones de euros el presupuesto en sanidad.

En rueda de prensa en la sede del PSC en Barcelona, ha advertido de que los alcaldes socialistas actuarán como "muro de contención" ante la política de recortes del Govern, a quien ha recetado diálogo para afrontar estos cambios.

Elena ha reclamado al conseller de Salud, Boi Ruiz, que escuche al presidente del Consejo Asesor del Govern en materia sanitaria, Miquel Vilardell, a los sindicatos, a los profesionales y a los ayuntamientos y "rectifique y frene esta deriva que no lleva a ninguna parte".

El alcalde socialista ha recordado que su municipio está pendiente de la construcción de un nuevo hospital, un compromiso del anterior Govern cuyo calendario de ejecución se ha visto ahora paralizado.

Elena ha desvelado que se reunió con el conseller para abordar este tema, y que Ruiz le manifestó que la Conselleria no podía comprometerse a tirar adelante por ahora el proyecto pese a que no negaba la necesidad de un nuevo hospital en la comarca.

CENTRADO EN LA ALCALDÍA

El candidato del PSC a la reelección --actualmente gobierna junto a ICV-EUiA y ERC-- se ha mostrado optimista ante la posibilidad de revalidar la alcaldía, y ha señalado que su objetivo es el de reforzar los resultados de los socialistas catalanes en Vilanova i la Geltrú.

Elena, que es miembro del colectivo 'Nou Cicle' y cuyo nombre ha sonado con fuerza para ocupar cargos de responsabilidad en el partido tras el congreso que el PSC celebrará en otoño, ha asegurado que está totalmente centrado en su trabajo en el municipio barcelonés, aunque ha subrayado que los alcaldes deben ser "muy activos" en el proceso de reflexión que han abierto los socialistas catalanes tras la debacle electoral de las pasadas autonómicas.