La alcaldesa de Salt (Girona) advierte ante Montilla de la "emergencia" de su municipio

Actualizado 06/06/2008 23:25:00 CET

GIRONA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Salt (Girona), Iolanda Pineda (PSC), aprovechó hoy la visita del presidente de la Generalitat, José Montilla, para decirle que su municipio está en una situación de "emergencia", y pidió un "compromiso firme" del Govern para hallar soluciones "inmediatas" a fenómenos como la inmigración, la educación y el colapso de los servicios.

En la inauguración oficial del nuevo IES Vallvera, al que también asistió el conseller de Educación, Ernest Maragall, Pineda fue categórica al asegurar que "esto no puede continuar así". Tras el discurso, Montilla aseguró tomar "nota".

Según ella, Salt está en situación de "emergencia" que comparó a la Catalunya hace poco más de quince días con la sequía. Como ejemplo, explicó que hay alumnos que están obligados a estudiar en barracones y que algunos edificios escolares "no se encuentran en las mejores situaciones".

Además, recordó que todas las escuelas públicas de Salt tienen "más del 70%" de alumnos inmigrados en sus aulas, y que este porcentaje aumenta hasta casi el 100% en la etapa de educación infantil porque los padres de Salt prefieren llevar sus hijos a las escuelas de Girona. "Así no es posible la integración", sentenció.

También se quejó de que siempre se relacione el nombre de su población a la inmigración y el colapso de los servicios, y reclamó más recursos a la Generalitat, no sólo en educación, sino también en los demás aspectos que afectan al día a día de Salt. En su discurso, dijo a Montilla que "comparte" su proyecto político en el Govern, por lo que le reclamó ser "sensible" a sus dificultades.

Montilla afirmó que el IES Vallvera es un modelo de "calidad y excelencia". También destacó que la Generalitat, tiene un "compromiso con la educación" y que trabajan para potenciar la "autonomía" de los centros educativos catalanes.

Cuando Montilla llegó al centro, nueve jóvenes le recibieron con pancartas en que se podía leer 'Montilla no eres bienvenido', 'Franki libre' y 'No a la MAT'. La protesta se produjo sin ningún tipo de incidente ante la atenta mirada de los Mossos d'Esquadra, que organizaron un cordón policial para evitar problemas.