Publicado 06/11/2021 09:59

El AMB impulsa la recuperación medioambiental y social de los espacios fluviales de la metrópolis

Vista aérea del río Llobregat en Barcelona.
Vista aérea del río Llobregat en Barcelona. - AMB

   La superficie de parques metropolitanos se ha cuadriplicado en los últimos 20 años

   BARCELONA, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha impulsado la recuperación medioambiental y social de los espacios fluviales de la metrópolis, entre los que destaca el río Llobregat, del que gestiona 36 kilómetros y una superficie de unas 1.000 hectáreas.

   La intención de la administración metropolitana es "mejorar la calidad de vida de las personas", tras constatar un aumento de la presencia de gente en estos espacios a raíz de la pandemia, y a su vez recuperar las especies de flora y fauna que habitan en estos espacios, ha explicado el coordinador general de Innovación e Infraestructuras del AMB, Martín Gullón.

   Para ello, destinarán 16,8 millones de euros en el período 2020-2023, en el marco del Programa de actuaciones en paisajes naturales y urbanos (PSG), que se creó en 2016 y mediante el cual ya han invertido unos 20 millones desde entonces.

   La recuperación de los espacios fluviales se concreta en actuaciones centradas en mejorar la accesibilidad de los caminos que acceden a los ríos, reparar las zonas degradadas con la restauración del suelo y la puesta en valor de elementos del patrimonio natural, histórico y cultural, e incrementar la conectividad entre espacios urbanos y naturales.

LLOBREGAT Y BESÒS

   En concreto, en el río Llobregat, este otoño se han iniciado las actuaciones de mejora y transformación de caminos fluviales en Sant Boi de Llobregat, Santa Coloma de Cervelló y Sant Vicenç dels Horts, en el margen derecho del río, unos trabajos que empezaron en el municipio de Pallejà a principios de 2021, con una inversión conjunta de 1,9 millones de euros.

   Por otro lado, se construirá el primer refugio de biodiversidad en el río Besòs en Santa Coloma de Gramenet, que permitirá el desarrollo de flora y fauna y mejorar la calidad paisajística y que tendrá una balsa didáctica, dos humedales, una escalera de peces y un prado fluvial.

   Además, el AMB está ejecutando las obras para construir una pasarela colgante que conectará los dos márgenes del río Ripoll, en Barberà del Vallès, y, en el río Sec, construirá una pasera que permitirá travesar el río desde el Parc del Massot hasta el camino del margen derecho o pasaje de la Ermita con la intencion de conectar el espacio fluvial con la ciudad.

RED DE PARQUES METROPOLITANOS

   Actualmente, el área metropolitana cuenta con una red de 52 parques repartidos por toda la metrópolis que gestiona en base a criterios de calidad e incorpora intervenciones de mejora en aspectos como son la accesibilidad, la inclusividad, de creación de nuevas áreas e implementando el plan de mejora de la biodiversidad.

   "A día de hoy, un parque ya no es un espacio contemplativo. Como usuarios queremos no solo disfrutar de una calidad ambiental, sino que buscamos servicios", ha subrayado la jefa del servicio de parques de la AMB, Dina Alsawi, que asegura que los parques son espacios de mucho potencial para la ciudadanía.

   En los últimos 20 años, se ha cuadriplicado la superficie de parques de la metrópolis --por nueva creación y por ampliación de parques ya existentes-- y el objetivo del AMB es ampliar esta red y llegar a todos los municipios del área metropolitana.

   El último parque en incorporarse a la red es el de los Jardins de la Font del Rector, en Sant Climent de Llobregat, y en los últimos meses se ha finalizado las mejoras en los parques de Torre Roja de Viladecans y de Can Solei i Ca l'Arnús de Badalona, mientras que siguen ejectuándose actuaciones en el Bosc de Can Gorgs de Barberà del Vallès y en el Parc de Torreblanca de Sant Just Desvern.

SISTEMAS DUNARES DE LAS PLAYAS

   Por otro lado, la administración metropolitana trabaja desde 2014 en mejorar y conservar los espacios dunares de la playas para favorecer y potenciar el desarrollo de la flora propia y conservar los sistemas dunares para que las especies invasoras no ocupen el espacio de las autóctonas.

   En las campañas realizadas en la primavera y otoño, se retiraron un total de 6.580 kilogramos de vegetación invasora en el marco del Plan de Mejora de la Biodiversidad del AMB y se ha realizado la plantación --a través de diferentes proyectos participativos-- de 1.400 unidades de plantas de diferentes especies.

   El jefe del servicio de playas del AMB, Daniel Palacios, ha remarcado la importancia de mejorar la biodiversidad de estos espacios dunares para fortalecerlos de cara a los daños que pueden sufrir por los temporales, y por los que han sufrido "récords de afectaciones desde el 2000".

Más información