Publicado 24/02/2022 11:52

El AMB plantea construir tres grandes infraestructuras para garantizar la disponibilidad del agua

El AMB plantea construir tres grandes infraestructuras para garantizar la disponibilidad del agua
El AMB plantea construir tres grandes infraestructuras para garantizar la disponibilidad del agua - AMB

Aprobará un nuevo plan estratégico del ciclo integral del agua que contempla 74 medidas

BARCELONA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) plantea construir una planta potabilizadora, una estación de regeneración de agua en el río Besòs (similar a las del Llobregat) y una conducción de aguas regeneradas entre los cauces de los dos ríos para garantizar la disponibilidad del agua en la metrópolis.

Son actuaciones que se enmarcan en el nuevo plan estratégico del ciclo integral del agua (PECIA), que ha presentado este jueves en rueda de prensa el vicepresidente de Ecología del AMB, Eloi Badia, junto a la técnica de la dirección de Servicios del Ciclo del Agua del AMB, Maria Indurain, y que se aprobará inicialmente en el Consejo Metropolitano el próximo 22 de marzo coincidiendo con el Día Mundial del Agua.

Este plan constituye la hoja de ruta para reducir el déficit hídrico que sufre la metrópolis de Barcelona, con un objetivo fijado en el año 2050, y que está destinado a "convivir con las planificaciones hidrológicas del resto de administraciones a todos los niveles" y situar al AMB como un agente activo en la toma de decisiones.

Por eso, las medidas planteadas serán complementarias a las de la directiva marco del agua de la Unión Europea, el Plan hidrológico nacional del Gobierno del Estado y el Plan de gestión del distrito del cauce fluvial de Catalunya 2022-2027.

"Es necesario preparar a la metrópolis para hacer frente a la emergencia climática, y uno de los ámbitos más importantes es garantizar el agua. Tenemos un reto para el que nos estamos preparando con las medidas incluidas en el PECIA", ha explicado Badia.

La metrópolis dispone actualmente de 806 hectómetros cúbicos de agua, mientras que la demanda en todo el territorio asciende a los 397, aunque Badia ha alertado de que se prevé que el cambio climático provocará una reducción del 12% de los recursos superficiales y los cauces internos del Ter y el Llobregat y del 9% los recursos subterráneos.

74 MEDIDAS

El plan está basado en cinco retos, que se desgranan en 74 medidas distintas con el objetivo garantizar el abastecimiento y potenciar la eficiencia de los sistemas, aumentar la resiliencia del ciclo del agua, contribuir a la mejora de la calidad de las masas de agua, adecuar los sistemas actuales a los requerimientos futuros y mejorar la gobernanza, la gestión, el conocimiento y la transparencia.

Actualmente, las principales infraestructuras metropolitanas del ciclo del agua están situadas en el ámbito del río Llobregat, por eso, el AMB plantea un mayor aprovechamiento del río Besòs y equilibrar la presión entre los dos sistemas, así como construir una nueva planta potabilizadora en el Besòs que capte los recursos de este río y una nueva estación de regeneración de aguas.

Para ahorrar agua, el plan también contempla instalar aireadores en los grifos, sistemas de recirculación para el agua caliente, aprovechar aguas grises y agua en el mantenimiento de piscina, y optimizar las presiones de los sistemas.

En el ámbito no doméstico, se apuesta por aprovechar las aguas fluviales para el riego, la reducción de pérdidas en las redes de abastecimiento, entre otras; medidas con las que, en conjunto, tienen el potencial de ahorrar 22,7 hectómetros cúbicos de agua anuales.

A este paquete de medidas se destinará un presupuesto total que oscila entre los 2.100 y 2.400 millones de euros, de los cuales 132 se destinarán a la construcción de las tres grandes infraestructuras.

Más información