(Ampliación) 27-M.- ERC e ICV-EUiA de Girona suspenden negociaciones con el PSC, que estudia gobernar en solitario

Actualizado 08/06/2007 21:58:45 CET

GIRONA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los grupos municipales de ERC e ICV-EUiA suspendieron hoy las negociaciones para reeditar el tripartito en el Ayuntamiento de Girona y el PSC se plantea gobernar en solitario. Por el momento, no hay ninguna reunión prevista entre los tres grupos.

ERC e ICV-EUiA así lo comunicaron al PSC en una reunión esta mañana. La alcaldesa en funciones, Anna Pagans (PSC), lo ratificó esta tarde en rueda de prensa, y lo ratificaron republicanos y ecosocialistas en una rueda de prensa inmediatamente posterior.

Anna Pagans declaró que los socialistas gobernarán en minoría si no se retoman las conversaciones con republicanos y ecosocialistas.

PSC, ERC e ICV-EUiA habían anunciado este miércoles un acuerdo entre los tres partidos para gobernar juntos los próximos cuatro años, pero todavía quedaba por definir el reparto de cargos.

Hoy, tras una propuesta del PSC que detallaba el reparto de las áreas, ERC e ICV-EUiA, que negocian juntos, dieron por "suspendidas" las negociaciones al ver insuficiente la propuesta socialista. El PSC estudia gobernar en minoría si no acercan posiciones antes del 16 de junio, día de constitución de los consistorios.

Anna Pagans explicó que la propuesta que ofrecieron hoy a los otros dos partidos es "la última", pero no cerró la puerta a seguir hablando los próximos días.

Según ella, el texto refleja la distribución de votos de las elecciones. "Nuestra voluntad es gobernar en coalición, pero si no avanzamos, nos planteamos gobernar en minoría", añadió.

Las diferencias se centran el reparto de concejalías. Republicanos y ecosocialistas quieren dos concejalías destacadas cada uno, más dos concejalías delegadas para ERC y una para ICV-EUiA, y cuatro áreas a cargo de los socialistas además de la Alcaldía de Pagans.

Este reparto dista mucho de lo ofrecido por el PSC. Tras discutirlo esta mañana, ERC e ICV-EUiA dieron las negociaciones por "suspendidas" y consideraron la oferta socialista un "ultimátum".

El candidato de ICV-EUiA, Joan Olóriz, repitió que los socialistas "no han entendido" el mensaje del electorado y matizó que la oferta no se ajusta al equilibrio entre tres fuerzas. "No queremos ser dos partidos satélites del PSC", dijo, y admitió que en las negociaciones hubo situaciones "bastante grotescas".

La líder de ERC en la ciudad de Girona, Cristina Alsina, subrayó que la carpeta municipal que negociaban "no era ningún mercadeo" y debía servir para aceptar las bases sólidas de un gobierno de coalición. "La proporción de los grupos no está reflejada en la oferta del PSC", añadió.

"DIALOGANDO" CON CIU.

Alsina y Olóriz explicaron que sólo están "negociando" con el PSC, pero que seguirán "dialogando" con el candidato de CiU, Carles Puigdemont, como ya hicieron el viernes de la semana pasada por la tarde tomando un café en un hotel de la ciudad. Puigdemont ya dijo la noche de las elecciones que quería gobernar Girona con el apoyo de los independentistas y los ecosocialistas.

Los socialistas volvieron a recordar a sus socios de gobierno en la legislatura que acaba que el mapa político de la ciudad tras los comicios no es muy distinto al de hace cuatro años, porque el PSC sólo bajó de 11 a 10 concejales, ERC mantuvo los 4, e ICV-EUiA ganó uno al obtener 3.