La ANC dice que hay un "efecto de huelga general" contra el Consejo de Ministros

Elisenda Paluzie (ANC) y Priscillia Ludosky (Chalecos Amarillos)
EUROPA PRESS
Publicado 21/12/2018 11:00:10CET

Se reúne con una de las portavoces del movimiento de los Chalecos Amarillos de Francia

BARCELONA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha afirmado que las protestas de este viernes contra el Consejo de Ministros han generado un "efecto de huelga general" y han evidenciado que no es un día normal en Barcelona.

En declaraciones a los medios, ha reivindicado que Barcelona se ha paralizado y ha habido movilizaciones en varios puntos de Catalunya, por lo que destaca que "es un día de no normalidad".

También ha sostenido que en las últimas semanas ha habido un "intento de enfriamiento" de las movilizaciones por parte del Govern, sobre todo por la reunión del jueves con el Gobierno central.

En este sentido, ha reclamado que el "el diálogo se transforme en hechos", ya que considera que el Gobierno de Pedro Sánchez de momento no ha hecho ningún gesto para el independentismo.

"Esperemos que sea una cosa que vaya en serio. De hechos no hemos visto ninguno. Que no haya sido una reunión de cara a la galería para rebajar la tensión", ha añadido.

Sobre la posibilidad de que el Consejo de Ministros apruebe nombrar al Aeropuerto de Barcelona como Josep Tarradellas, Paluzie ha advertido de que, si estas son las propuestas del Gobierno para solucionar la situación en Catalunya, "sería una broma de mal gusto".

"Ante una situación de represión como la que estamos viviendo esto no puede significar nada para la ciudadanía", ha sentenciado.

PRISCILLIA LUDOSKY

La presidenta de la ANC ha hecho estas declaraciones tras reunirse con una de las portavoces del movimiento de los Chalecos Amarillos en Francia Priscillia Ludosky.

Paluzie ha agradecido la visita de Ludosky y ha defendido la necesidad de tejer alianzas con movimientos vecinos, como el de los Chalecos Amarillos.

También lo ha dicho Ludosky, que ha destacado que el movimiento independentista y el de los Chalecos Amarillos coinciden en su demanda de "conseguir más democracia", que las decisiones las tome la ciudadanía y en pedir referéndums.