Actualizado 13/04/2016 17:59 CET

Ángela Molina despliega a su Cleopatra en el Romea


Ángela Molina 

   "Esta obra ensalza la figura de Cleopatra porque fue una gran estadista", dice Gutiérrez Caba

   BARCELONA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Los actores Ángela Molina y Emilio Gutiérrez Caba reflexionan sobre el poder político y el devenir de la historia en la propuesta teatral 'César & Cleopatra', dirigida por Magüi Mira con texto de Emilio Hernández en el Teatre Romea de Barcelona, junto a los jóvenes Ernesto Arias y Carolina Yuste: "Es un combate a cuatro muy fascinante; es poética escénica", ha dicho la directora.

   En el espectáculo, situado en el limbo en 2016, Cleopatra y Julio César no se habían visto en dos milenios, pero el paso del tiempo no ha alterado su inteligencia, capacidad de seducción, dotes amorosas y acidez verbal, de modo que recordarán juntos lo que vivieron y lo que ha sucedido desde entonces.

   En rueda de prensa este miércoles, Mira ha explicado que el texto indaga sobre una preocupación global: el poder, de la mano de Julio César y Cleopatra, con una mirada enfocada desde "el limbo de la eternidad", donde repiensan aquello que debería haberse hecho y aquello que no.

   "Propiciamos un juego de debate de ver lo que se pudo hacer y lo que no se debió nunca hacer", ha dicho Mira, que ha remarcado las dosis de humor, tragedia y emoción del texto, y ha explicado que la presencia de ambos mandatarios sobre la tablas se intercala con sus alter ego más jóvenes.

   Para Gutiérrez Caba, "la conclusión es que después de 2.000 años de historia cristiana no ha pasado nada bajo el sol y todo continua algo peor", con una idea inconclusa de la idea de proyectar un Mare Nostrum de civilización.

BAUTIZO DE ÁNGELA MOLINA

   Es la primera vez que Ángela Molina hará teatro en Barcelona: "No ha surgido Barcelona antes y bien que me ha extrañado. Esta ocasión es mi bautizo", ha dicho la actriz, que, al hilo del argumento de la obra, ha celebrado que no se han producido cambios en lo fundamental, como en el sentido de lo eterno y el amor.

   "Lo que más me interesa es cómo sería si uno tuviera la posibilidad de volver a vivir la vida y hacerla mejor", ya que la obra pone sobre la mesa y cuestiona el peso de los errores y la posibilidad de enmendarlos, además de volcarse en la historia de amor entre ambos, que hace comenzar la historia con los reproches por los amantes consumados.

   Además, Molina ha recordado que se evidencia cómo Cleopatra amaba a su pueblo y que era la cabeza pensante y gran gobernante del imperio: "Era bien valiente y tenía una relación casi mística con el poder".

   La actriz ha considerado que las mujeres ejercen el poder de un modo distinto a los hombres, con los que se complementan, mientras que Gutiérrez Caba ha lamentado que la historia ha sido muy injusta con las mujeres con un silencio gravísimo hacia ellas: "Esta obra ensalza la figura de Cleopatra porque fue una gran estadista".

   Para él, seguramente han quedado muchas grandes mujeres por descubrir antes y después de Cleopatra, una "gran injusticia", lo que Mira ha definido como una intifada silenciosa.

   Yuste ha recordado a la joven Cleopatra como una mujer muy valiente a sus 23 años, muy vinculada a su pueblo, mientras que Arias ha remarcado que la eternidad de los personajes permite contemplar los errores cometidos durante la historia: "Pienso en lo que podría haber sido si César y Cleopatra hubieran perdurado en el poder, ¿dónde estaríamos ahora".

   La producción se estrenó el 22 de julio del 2015 en el 61 Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, y ahora podrá verse en la sala.