'Àngels a Amèrica' "destripa" la sociedad americana en los 80 a través del sida en el Teatre Lliure

La Kompanyia Lliure con David Selvas, Vicky Penya
EUROPA PRESS
Publicado 19/10/2018 15:25:15CET

   David Selvas dirige un "culebrón metafísico" que será la última producción de la Kompanyia Lliure

   BARCELONA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Teatre Lliure de Montjuïc acogerá 'Àngels a Amèrica', una obra de Tony Kushner que "a través de la metáfora del sida, destripa la sociedad americana de los años 80, la abre en canal", y que interpretará la Kompanyia Lliure --que se disolverá después-- junto a Vicky Peña, Pere Arquillué y Òscar Rabadan, ha explicado el director, David Selvas.

   En rueda de prensa este viernes en la sala barcelonesa, donde podrá verse entre el 25 de octubre y el 25 de noviembre, Selvas ha relatado que se trata de un "culebrón metafísico" que mezcla elementos extremos --lo divino y lo terrenal, el miedo y la valentía-- y los sitúa en el momento de la epidemia del sida, con la estigmatización que comportó para los homosexuales.

   'Àngels a Amèrica' está compuesta por dos partes, 'S'acosta el mil·lenni' y 'Perestroika', y Selvas ha explicado que han decidido hacerlas juntas y reducirlas a dos horas cada una --en lugar de cuatro--, como les recomendó el exdirector Lluís Pasqual, a quien ha agradecido el apoyo y ha explicado que hacer esta obra le hacía "feliz".

   Peña ha destacado que Kushner aporta elementos raciales, religiosos, de critica social, sexuales y personales en una macedonia dramática y teatral: "No te la acabas nunca", ha afirmado, y ha explicado que además de su protagonista femenino interpreta a dos secundarios que son hombres viejos, que representan el dogma político y religioso.

   Arquillué ha celebrado que con esta obra están "haciendo justicia a un error histórico, una deuda que tenia el teatro con la sociedad", porque cuando se llevó al Teatre Nacional de Catalunya (TNC) en 1996, no pudo verse la segunda parte por el impacto que causó, y ha asegurado que se trata de un clásico contemporáneo de gran potencia y que en la actualidad se verá con otra mirada.

   Completan el reparto los actores de la formación joven, Claudia Benito, Raquel Ferri, Quim Àvila, Joan Amargós, Eduardo Lloveras, Joan Solé y Júlia Truyol, --anteriormente estaba también Andrea Ros--, y Selvas ha comparado la obra con 'Hamlet' de William Shakespeare por su profundidad.

"SIGUE SIENDO ESTIGMA"

   Selvas ha observado que la obra se dota de realismo mágico para reflejar una etapa histórica que causó mucho impacto y que, en su segunda parte, refleja una crueldad propia del actual periodo del presidente Donald Trump.

   Kushner recomendaba que, en escena, el artificio sirva para explicar la historia, pero en lugar de usar trampillas en el Lliure usarán proyecciones audiovisuales.

   "Está muy explicada desde ahora, por eso también hemos hecho una nueva traducción" al catalán y una nueva versión, ha destacado Selvas, que ha añadido que necesita un gran trabajo técnico, pero el escenario es muy cercano.

   En la obra aparecen músicas de New Order, Queen, David Bowie, Eurythmics, Cyndi Lauper, y dedicará una función solidaria a la Fundación Lucha contra el Sida de Bonaventura Clotet, con la que sensibilizarán sobre que esta infección "sigue siendo un estigma; es una batalla que no está ganada, ni mucho menos".

   El traductor, Albert Arribas, ha explicado que la han "condensado" en la nueva versión, y ha relatado que pueblan la obra unos ángeles que ejercen de mensajeros y que plantean la "posibilidad del cambio" desde lugares inesperados.

EL FIN DE LA KOMPANYIA LLIURE

   El Lliure anunció la disolución de la Kompanyia Lliure tras la dimisión de Pasqual, y la formación joven vio en ello una falta de confianza que, en declaraciones a los medios tras la rueda de prensa, algunos integrantes han matizado que vinieron más de la junta de gobierno que desde la dirección artística.

   La parte artística y los actores buscaron sustituir las obras en las que tenían que ponerse bajo la batuta de Pasqual con nuevos proyectos, pero la junta no las aceptó, y algunos han lamentado que las propuestas eran una forma de reequilibrar la diferencia que había habido en las trayectorias de los cuatro actores y las cuatro actrices en los tres años del proyecto, con menos oportunidades para ellas.