4 de abril de 2020
 
Publicado 26/03/2020 11:21:37 +01:00CET

Aragonès defiende una renta básica de confinamiento hasta que se vuelva a producir

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès
El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès - David Zorrakino - Europa Press

   "Hoy, no garantizar ingresos vitales a toda la población no es una alternativa"

    BARCELONA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El vicepresidente y conseller de Economía y Hacienda de la Generalitat, Pere Aragonès, ha defendido este jueves una renta básica de confinamiento ante la crisis del coronavirus.

   "Necesitamos una medida clara, drástica, que asegure un salario mensual hasta que volvamos a producir, a trabajar y a consumir", ha defendido Aragonès en un artículo de opinión en 'El País' titulado 'Renta Básica. Ahora es el momento'.

   Ha sostenido que las medidas anunciadas por el conjunto de las administraciones son bienvenidas pero insuficientes: "Ha llegado el momento de activar una renta básica de confinamiento. Hay que garantizar el oxígeno de la habitación hasta que volvamos a encender el interruptor".

   Según ha dicho, se trata de un ingreso básico financiado directamente por el Banco Central Europeo (BCE) para todos los ciudadanos que no tengan los ingresos garantizados: "Lo que sea necesario (whatever it takes), en jerga de política monetaria, es eso".

   "No estamos ante una crisis entre acreedores y deudores, sino ante una pandemia global que afectará a toda la humanidad y que rompe las reglas de la economía, la sociedad y la política. Necesitamos, por tanto, una medida clara, drástica, que asegure una renta para los gastos esenciales a la población", ha aseverado.

   Ha afirmado que "hoy, no garantizar ingresos vitales a toda la población no es una alternativa", y pese a admitir que la idea de una renta básica universal, en situaciones de normalidad económica, siempre le había generado reservas, ahora tiene sentido al tratarse de una momento de extrema anormalidad.

CRISIS "TAN IMPORTANTE O PEOR" QUE LA DE 2008

   Ha advertido de que la opción de no garantizar unos ingresos para la población, que tampoco podrá trabajar ni buscar trabajo, puede llevar a una crisis social y económica "tan importante o peor" que la de 2008.

   Ha señalado que la financiación vía banco central mediante una donación directa de éste a cada ciudadano mientras dure esta situación es la garantía de que no se generará una deuda pública que impida las políticas de reconstrucción económica y social necesarias cuando todo esto haya pasado.

   "En una situación de choque de demanda y oferta por una causa exógena a la economía, los efectos sobre la inflación y el riesgo moral de las crisis de deuda no son aplicables", ha añadido.

   Por ello, ha defendido que en momentos excepcionales hacen falta medidas excepcionales: "Es necesaria una renta básica para salvar el futuro de la economía, para salvar la convivencia y un mínimo bienestar para todos. Ahora es el momento", ha finalizado.

Contador