Actualizado 24/07/2007 14:34 CET

El arquero Rebollo volverá a encender mañana el pebetero olímpico de Barcelona en el 15º aniversario de los Juegos

BARCELONA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Barcelona conmemorará mañana por la noche el 15º aniversario de la celebración de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de 1992 con una serie de actos que culminarán con una reedición de la histórica imagen del arquero Antonio Rebollo lanzando una flecha para encender el pebetero del estadio Olímpico de Montjuïc.

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, aunque su presencia no es segura, y el ex presidente y actual presidente honorífico del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch, presidirán la ceremonia, que reunirá a numerosas personalidades y se celebrará en el Museo Olímpico y del Deporte, situado frente al estadio Olímpico.

El acto principal (sobre las 21:45 horas) será el encendido del pebetero del estadio. El arquero Antonio Rebollo repetirá el lanzamiento que le hizo entrar en la historia el 25 de julio del 92, siendo protagonista de una de las imágenes más recordadas de los Juegos, aunque esta vez lo realizará en sentido inverso.

Hace 15 años, tiró la flecha desde el interior del estadio, pasó sobre el pebetero y fue a parar, de acuerdo con lo previsto, en los aledaños del estadio, precisamente donde ha sido construido el Museo Olímpico y del Deporte. Esta vez, el lanzamiento seguirá el trayecto inverso, desde el museo hacia el interior del estadio.

Rebollo estará acompañado en esta ocasión por un deportista nacido hace justo 15 años, el 25 de julio de 1992, Yeray Hernández, actual promesa del tenis de mesa. El encendido del pebetero, que permanece inactivo desde la celebración del décimo aniversario de los Juegos, en 2002, acaparará la atención en esta jornada conmemorativa.

El acto reunirá a deportistas destacados, jóvenes deportistas nacidos en 1992, miembros del comité organizador de los Juegos COOB'92 y representantes del Comité Olímpico Español, así como de clubes centenarios, federaciones deportivas y otras entidades, que firmarán el libro de honor del Museo Olímpico.

Un vídeo con las mejores imágenes de Barcelona'92, unos fuegos artificiales y un brindis por el futuro cerrarán el acto, que quiere contar con todos aquellos que hicieron posible el éxito de los Juegos Olímpicos y que ha sido impulsado por el Ayuntamiento barcelonés coincidiendo con la celebración en la ciudad del Año del Deporte.