Arturo San Agustín se acerca a la realidad de una Iglesia "prejuzgada" con una crónica de la JMJ

F.Marhuenda (La Razón) A.San Agustín, J.Rubio (Vida Nueva) J.P.Castellano (Khaf)
EUROPA PRESS
Actualizado 17/11/2011 23:06:51 CET

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El periodista Arturo San Agustín ha presentado este jueves en Madrid 'Un perro verde entre los jóvenes del Papa' (Ediciones Khaf), en que retrata a la juventud y el ambiente que se vivió en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que Benedicto XVI presidió este verano en Madrid, y a esa parte de la sociedad que considera desconocida por muchos.

"Cuando en este país aparece un problema que parece que no podemos solucionar, nos comemos un cura", le decía su padre, pero no fue hasta escuchar unos cuantos comentarios sobre la Iglesia cuando pensó más en esas palabras y cuando decidió escribir un libro para descubrir in situ la realidad de la Iglesia y los prejuicios que la siguen rondando.

La crónica surgió al ver que muchos se "aprovechaban" del viaje del Papa a España para criticar a la Iglesia, y también descubrió que los periodistas españoles hablan más de otras religiones que de la católica.

Para San Agustín, quien se ha manifestado en este sentido a Europa Press momentos antes de presentar su libro en Madrid, todavía hay "muchos prejuicios" contra la Iglesia, y muchos son los que la tachan de ser algo anticuado, con opiniones más propias de la época de la Guerra Civil.

En el acto de presentación han estado presentes el director del diario 'La Razón', Francisco Marhuenda; el director del semanario 'Vida Nueva', Juan Rubio, y el director de Ediciones Khaf, Juan Pedro Castellano.

"GENTE NORMAL"

Para el autor, el problema de la Iglesia es de comunicación, ya que no sabe explicar lo que realmente es, por lo que mucha gente piensa que en ella no hay jóvenes o que los que hay son "como en los años 50".

"Son gente normal, les gusta salir y el Facebook", ha indicado el autor, quien ha culpado a la ignorancia y al anticlericalismo de ser lo que hace pensar que ser católico es extraño, hasta el punto de que muchos opinan que se puede ser todo menos joven y católico, ha dicho.

Como conclusión, el autor ha destacado que el libro le ha servido para conocer a la gente joven católica, y que el movimiento laico es "enorme".

Pero también ha apuntado que muchos no cambiarían de opinión ya que la realidad de la Iglesia no se ve.

EL FUTURO DE LA IGLESIA

Durante su incursión como 'un perro verde' en esta marea de jóvenes católicos, se interesó por sus opiniones sobre la actualidad y futuro de la Iglesia, "sin prejuicios; ni malos ni buenos", ha indicado Marhuenda durante el acto de presentación.

San Agustín ha destacado que le sorprendieron muchas de las respuestas de los jóvenes sobre lo que opinan del futuro de la Iglesia y de sus creencias; en concreto, un joven le respondió, ante su pregunta de si la Iglesia tiene futuro, que son los cristianos quienen lo tienen.

Y una sonrisa de una bella sevillana le sirvió de respuesta a su pregunta de qué es Jesús: la muchacha simplemente sonrió y le preguntó si le gustaba su sonrisa; ante la respuesta afirmativa del autor, solamente dijo que eso es Jesús.