La ATM adjudica al consorcio de Caixabank la T-Movilidad

Actualizado 01/10/2014 16:27:52 CET

El nuevo título integrado estará totalmente desplegado en 2018

   BARCELONA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Autoridad del Transporte Metropolitano ha adjudicado al consorcio de CaixaBank, Fujitsu, Indra y Marfina el contrato para la gestión de la T-Movilidad.

   Este título integrado es un nuevo sistema de pago inteligente en el transporte público.

   Este consorcio era el único que finalmente presentó oferta para el concurso público, tras la retirada del consorcio liderado por El Corte Inglés, y en el que también participaban empresas de autobuses catalanas como Canals, Sagalés y Tugsal, además de las tecnológicas Serox y Etra.

   Según ha informado la ATM este miércoles en un comunicado, el contrato, de entre 13 y 15 años, se ha adjudicado por 58,1 millones de euros que se destinarán a implantar la maquinaria y el programario necesarios para lanzar la T-Movilidad en todas las empresas de transporte público que forman parte del sistema tarifario integrado, si bien la ATM tendrá el control y la propiedad del sistema.

   El coste económico del proyecto se absorberá a través del aumento de ingresos que generará el incremento de la demanda, la reducción del fraude y la publicidad.

   De este modo, avanzan los pasos para que la T-Movilidad, un sistema tarifario integrado basado en la tecnología de la validación sin contacto que pasará a sustituir a los 84 abonos actuales (14 tipos de títulos por seis zonas de transporte), esté totalmente desplegada en 2018.

   Esta nueva tecnología 'contactless' incorpora un chip electrónico que se podrá implantar en la propia tarjeta y en otros soportes como relojes, pulseras, ropa y en teléfonos móviles que dispongan de la tecnología Near Filed Communication (NFC).

DESCUENTOS POR USO

   Con su entrada en funcionamiento, los usuarios ya no tendrán que llevar diferentes tarjetas en función de las zonas o de los viajes que prevean realizar, sino que el precio del transporte estará adaptado a la movilidad de cada ciudadano de forma que se premiará la recurrencia: el precio del viaje es más barato cuantos más desplazamientos se hagan.

   Además, el sistema mantiene las bonificaciones sociales para familias numerosas, monoparentales, jubilados y desempleados, y permite conocer el perfil del usuario de transporte, que dispondrá de un registro y un acceso directo a su cuenta.

   La T-Movilidad también se podrá utilizar para acceder a servicios como bicicletas públicas y aparcamientos, entre otros, y permitirá pagar todos los gastos de transporte público en una única factura a finales de mes.

Para leer más