Ayuntamiento de Barcelona y Creu Roja atienden a 3.359 llegados desde la frontera sur desde junio

El teniente de alcalde Jaume Asens
EUROPA PRESS
Publicado 28/12/2018 15:23:54CET

Asens alerta al Gobierno de Sánchez de que una mala acogida alimenta a la extrema derecha

BARCELONA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona y la Creu Roja han atendido desde mediados de junio a 3.359 personas llegadas desde la frontera en las costas de Andalucía, de las que 732 han sido alojadas en alguno de los equipamientos municipales que gestiona la entidad, ha detallado este viernes el teniente de alcalde Jaume Asens.

Ha explicado en rueda de prensa que, desde entonces, han llegado a Barcelona 4.758 personas, 1.400 de las cuales no han sido atendidas en estos equipamientos municipales al no requerirlo, según Asens, que ha admitido que priorizan a las personas vulnerables en las plazas de alojamiento, por lo que otras se quedan fuera --la Cruz Roja dispone de 140 plazas para este fin en la ciudad--, por lo que ha pedido recursos al Gobierno central.

Asens ha exigido al Gobierno de Pedro Sánchez mejorar la atención y destinar más recursos a este ámbito, también porque "la extrema derecha crece por un discurso alarmista sobre la inmigración que no se corresponde con la realidad", ha dicho desde un centro gestionado por la Creu Roja al que este viernes han llegado 35 personas en autocar desde la frontera sur.

Así, el teniente de alcalde cree que el auge de la extrema derecha en Andalucía "tiene que ver con la falta de compromiso del Gobierno de Pedro Sánchez con la acogida de personas que llegan en la costa" y con una coordinación insuficiente, porque las cifras de llegadas son asumibles y se pueden acoger con dignidad, según él.

"Si tenemos una extrema derecha que crece es por una falsa sensación de que tenemos un problema con la inmigración, cuando no lo tenemos", ha insistido Asens, que ha pedido políticas de acogida valientes como forma de frenar la extrema derecha, como permisos de trabajo para evitar la marginación de los inmigrantes, que alimenta a la extrema derecha y sus discursos del miedo, ha dicho.

SE QUEDAN ENTRE EL 5% Y EL 10%

Ha asegurado que sólo entre el 5% y el 10% de las personas llegadas desde el sur manifiestan que su intención es quedarse en Catalunya --la mayoría quiere seguir hacia el norte--, por lo que es una zona de transición, y desde estos servicios les ayudan a ponerse en contacto con familiares o amigos y a "recuperar fuerzas".

Asens ha pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que desbloquee los fondos de acogida recogidos en la Ley de Extranjería y que suspendió el anterior Gobierno del PP --de 200 millones a las ciudades, con seis anuales para Barcelona, cifra que coincide lo que destina a este ámbito--, y que use los fondos de la UE para atención y acogida, y no para "otros fines de forma opaca", como expulsiones.

Ha celebrado mejoras como que actualmente se realiza una primera atención a la llegada --antes se realizaba en Barcelona, que ejercía de frontera, ha dicho--, y que existe coordinación en información, aunque se podía mejorar, y ha dicho que con el Gobierno de Sánchez ha habido un cambio de actitud y de sensibilidad pero "falta que se concrete".

Contador