25 de febrero de 2020
 
Actualizado 23/11/2009 16:41:32 CET

Barcelona blinda la Urbana de proximidad en todos los barrios ante grandes incidencias

Una vecina de Sant Antoni espeta a Hereu: "Sólo hay ladrones y mucha mierda"

BARCELONA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Urbana de Barcelona culminó hoy la extensión de las patrullas de proximidad en toda la ciudad y garantizará su presencia pese a que pasen grandes incidencias, afirmó hoy el alcalde, Jordi Hereu, quien aseguró que, con la nueva organización, se "blinda" la presencia en los 73 barrios.

Con la implantación en los distritos del Eixample, Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi y Horta Guinardó, Hereu extiende el nuevo modelo que empezó en 2007. Con el refuerzo de 250 agentes en noviembre de 2010, el Ayuntamiento cumplirá su objetivo de que el 70% de los policías estén dedicados al territorio. El cuerpo tiene 2.696 agentes, según datos de diciembre de 2008.

En rueda de prensa en el interior de manzana del Eixample dedicado a la cupletista Cándida Pérez, Hereu consideró los barrios como la unidad en que los barceloneses se sienten identificados, y donde compran, se educan y pasan la mayor parte del tiempo.

Según él, con la extensión de la Urbana de proximidad, los barceloneses encontrarán agentes patrullando en los barrios, ya que "prevenir es siempre la mejor política de seguridad". Añadió que mantener la convivencia en el espacio público es una de las prioridades del Consistorio.

El alcalde, que había sido edil de Seguridad, explicó que el cuerpo "siempre ha estado en los barrios", pero que ahora garantizará la atención a vecinos y comerciantes con un cabo por cada una de las 40 agrupaciones en las que se han dividido los 73 barrios, y que se denominan Sectores Policiales Operativos (SPO).

El cabo visitará a las entidades para atender las peticiones. En los barrios habrá dos agentes en coche patrulla y dos en bicicleta, a pie o motocicleta, patrullas que tendrán el apoyo de "toda la organización", según Hereu. En 2008 se celebraron 3.521 reuniones con el tejido asociativo y se comunicaron 6.834 incidencias producidas en la calle, un 65% más que en 2007.

La experiencia previa en seis distritos durante dos años ha permitido "validar el proceso", según Hereu, aunque se han introducido cambios. Además de crear la figura del cabo de proximidad, la Urbana trabaja con nuevos sistemas de información como PDA de segunda generación y protocolos para actuar ante incidencias, explicó la concejal de Seguridad, Assumpta Escarp.

SEGURIDAD COMPARTIDA ENTRE TODOS

El alcalde se mostró satisfecho porque en dos años han podido "reforzar mucho" la interlocución con las entidades. "Siempre partimos del concepto de que la seguridad la compartimos entre todos", defendió, y dijo que el Ayuntamiento debe invertir --un 10,6% más en 2010 para seguridad y movilidad-- pero llamó a tener en cuenta que afecta a todos.

Una representante vecinal de Fort Pienc se preguntó sobre los planes de seguridad para el barrio y una del paseo de Gràcia celebró la medida después de que hace pocas semanas lamentasen el estado de dejadez de la emblemática calle. Hereu paseó después por las paradas de ropa del Mercado de Sant Antoni en las calles Borrell y Manso.

Una vecina le recriminó al alcalde por las deficiencias de la nueva contrata de limpieza y le espetó: "Sólo hay ladrones y mucha mierda". Pilar, que regenta una de las paradas, también le advirtió de robos diarios en la zona, de la suciedad en la calle y consideró que debe explicar mejor la gestión municipal o vaticinó que "tendrá problemas".

Lo más leído

  1. 1

    Claudia Jiménez, la hija de Raquel Revuelta y Miguel Ángel, se despide de su padre con una emotiva carta

  2. 2

    Plácido Domingo acepta "toda la responsabilidad" de las acusaciones de acoso sexual y pide perdón por "el dolor" causado

  3. 3

    Confirmados dos nuevos casos de coronavirus en España, uno en Barcelona y otro en Tenerife

  4. 4

    Echenique "tranquiliza" a Felipe González: el Gobierno no va a usar fondos reservados como en los ochenta

  5. 5

    Activado el protocolo en el Hospital de Puerto Real (Cádiz) ante un posible caso de coronavirus