Barcelona captura 90.000 palomas en tres años y reduce la plaga a la mitad

Actualizado 19/05/2013 13:09:19 CET

Barcelona captura 90.000 palomas en tres años y reduce la plaga a la mitad

SALUD PÚBLICA

Actualizado 19/05/2013 13:09:19 CET
Cotorras Se Mezclan Con Palomas En Barcelona
Foto: EUROPA PRESS

Las incidencias caen un 42% y los técnicos confían en mantener estable la población

   BARCELONA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

   La Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) ha convocado un nuevo concurso público por un valor de 60.100 euros para capturar unas 28.000 palomas en la ciudad antes de que finalice el año.

   Es el segundo de este tipo tras el convocado en abril de 2010 y que supuso entonces la captura de otras 65.000 aves.

   En una entrevista de Europa Press, el responsable del servicio de control de plagas de la ASPB, Víctor Peracho, y el técnico especialista en ornitología Tomás Montalvo, han explicado que los cálculos del último censo exhaustivo de la población de palomas en Barcelona data de 2006, cuando se detectaron 256.000 ejemplares, y han destacado que gracias a las medidas emprendidas desde entonces estas cifras han caído a la mitad.

   De este modo, tras la inversión de cerca de 180.000 euros se lograrán capturar más de 90.000 aves, y aunque tanto Peracho como Montalvo son conscientes de que la erradicación es "una utopía", han recordado que la población de palomas origina focos de suciedad y suponen un riesgo potencial para la salud pública.

   Los ciudadanos presentaron en 2010 ante la ASPB unas 380 denuncias por incidencias relacionadas con palomas, una cifra que se ha reducido hasta las 220, gracias a una "lucha integrada" de diferentes métodos que también ha comportado actuaciones sobre nidos, el despliegue de informadores de calle para limitar el papel de los alimentadores y la inducción de la esterilidad.

   De este modo, los expertos saben a día de hoy que el despliegue de 50 informadores por todos los distritos de la ciudad le costaría al Ayuntamiento 1,25 millones de euros anuales, y que tratar químicamente a la población de palomas durante solo 180 días para esterilizarlas a través de la comida supondría el desembolso de 5 millones.

   La situación económica, sin embargo, hace complicado desplegar este tipo de medidas, que además presentan limitaciones, ha recordado Peracho, quien ha defendido que la captura es la herramienta más viable para limitar la población de palomas, aunque debe complementarse y mantenerse en el tiempo para garantizar que no se produzca un efecto rebote y la población de palomas vuelva a aumentar.

   "No es cierto que nuestro programa se base en capturar palomas, esa es solo una de las líneas de trabajo", ha señalado Peracho, consciente de las críticas de asociaciones ecologistas que surgieron cuando se dio a conocer el anterior concurso, destacando el carácter meramente técnico del programa puesto en marcha en Barcelona.

NUEVO CONCURSO

   La ASPB se encuentra inmersa en la redacción de un tercer concurso público que se licitará en los próximos meses, con la previsión de que entre en vigor en 2014, y que pretende integrar todos los elementos estudiados hasta la fecha, elaborar un nuevo censo y garantizar la estabilización de la población de palomas en torno a los 100.000 ejemplares --los expertos coinciden en que lo ideal sería entre 50.000 y 80.000--.

   El nuevo concurso, del que por el momento se desconoce la cuantía, pretende ser un cambio de paradigma y externalizará también la realización de los controles sanitarios, ya que se estima que el 25% de las palomas están infectadas con bacilos del género 'campylobacter' y actúan además como reservorio de otros patógenos.

   El concurso, adicionalmente, servirá también para vigilar la población de gaviotas --unas 140 parejas--, que han incorporado a las palomas en su dieta y por tanto podrían sufrir la transmisión de alguna enfermedad.