Barcelona registró 21 muertos por tráfico en 2018, casi todos motoristas y peatones

Publicado 07/03/2019 19:14:58CET

Son 9 muertos más que en 2017 pero es la segunda cifra de víctimas más baja desde 1990

BARCELONA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La cifra de personas muertas en accidentes de tráfico en Barcelona ascendió en 2018 hasta 21, la segunda más baja desde 1990, aunque supone un repunte respecto a 2017, cuando hubo 12 víctimas mortales, ha informado el Ayuntamiento este jueves en un comunicado.

El colectivo que registró mayor mortalidad en accidentes en 2018 en la capital catalana fue el de motoristas, con 11 víctimas, seguido de los peatones, con 8, y completan la estadística un conductor de furgoneta y un conductor de turismo muertos.

El total de accidentes descendió en 2018 respecto al año anterior un 2,74% --de 9.430 a 9.180-- y hubo 238 lesionados graves, un 1,24% menos que en 2017.

Los motoristas fueron los heridos graves más numerosos --112-- y hubo 66 peatones atropellados y heridos graves en 2018 --uno menos que en 2017--.

Los atropellos se produjeron mayoritariamente por vehículos de motor de dos ruedas --24-- y turismos --22--, mientras que nueve fueron por furgonetas, siete por autobuses, tres por bicicletas y uno de un taxi.

CAUSAS

Las causas de los accidentes imputables al conductor más frecuentes fueron la falta de atención --1.540--, no respetar las distancias --1.191-- y hacer un giro indebido o sin precaución --1.112--, y la que registró un mayor crecimiento respecto a 2017 fue el cambio de carril sin precaución, con un 20,83% --de 749 a 905--.

Las causas de los accidentes imputables a los peatones más frecuentes fueron desobedecer el semáforo y cruzar fuera de un paso cebra, con 214 en ambos casos.

Como causas indirectas --que ayudan a que se materialice el accidente--, el consumo de alcohol estuvo presente en 2018 en 284 siniestros, 80 más que en 2017; el mal estado de la calzada en 56, uno más que en el año anterior, y el exceso de velocidad o inadecuada fue causa indirecta en 51 casos, 10 más que en 2017.

La presencia de drogas o medicamentos como causa indirecta de accidentes ascendió de 9 en 2017, a 33 en 2018, mientras que el estado de las señalización pasó de estar en 2 accidentes a 3.

VIGILANCIA

Entre las sanciones impuestas por la Guardia Urbana, las pruebas de alcoholemia descendieron en 2018 a 67.264 frente a las 76.194 de 2017 --una disminución del 12%-- y 7.711 resultaron positivas el año pasado, mientras que en el anterior los positivos fueron de 7.373.

Los drogotests aumentaron de 4.064 en 2017 --con 2.015 positivos-- a 5.149 en 2018 --con 2.801 positivos.

Y los excesos de velocidad detectados por radares y sancionados también se incrementaron en 2018 con 360.669 frente a los 224.514 de 2017.

Contador

Para leer más