Actualizado 14/12/2021 15:14 CET

Borràs asegura que no tiene "potestad ni voluntad" de retirarle el escaño a Juvillà (CUP)

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, en declaraciones a los periodistas a 14 de diciembre de 2021.
La presidenta del Parlament, Laura Borràs, en declaraciones a los periodistas a 14 de diciembre de 2021. - EUROPA PRESS

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha asegurado que no tiene "ninguna potestad ni voluntad" de retirarle el escaño al diputado de la CUP y secretario tercero de la Mesa, Pau Juvillà, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) le haya condenado a seis meses de inhabilitación por desobediencia.

En declaraciones a los medios en frente del despacho de audiencias del Parlament, Borràs ha asegurado que actuará de acuerdo con "la defensa de los derechos y las libertades de todos los diputados", y ha subrayado que aún no hay una sentencia firme, porque Juvillà puede recurrir al Tribunal Supremo.

Preguntada sobre qué hará si hay un requerimiento de la Junta Electoral Central (JEC) para retirarle el escaño, la presidenta ha reiterado que defenderá los derechos y libertades de los diputados y ha sostenido que el Parlament representa la soberanía del pueblo catalán y la JEC es "una entidad administrativa".

"No porque estemos ante la crónica de una inhabilitación anunciada dejaremos de denunciar que es una nueva injusticia por parte de la justicia española", ha censurado Borràs, que considera que la voluntad de los tribunales es apartar de la vida política a representantes independentistas.

Ha asegurado que "los independentistas y los demócratas" perseverarán en la defensa de los derechos y libertades, y ha calificado de injusta la condena a Juvillà, que se negó a retirar lazos amarillos en el despacho de la CUP cuando era concejal en Lleida en periodo electoral, como pedía la JEC.

COMISIÓN DEL DIPUTADO

La presidenta ha convocado de nuevo y de manera extraordinaria a la Mesa del Parlament, donde se ha puesto en conocimiento la sentencia del TSJC y han iniciado los trámites para ejercer las competencias de la Cámara catalana en casos de supuesta incompatibilidad.

En concreto, el jueves por la tarde se convocará la Comisión del Diputado, que elaborará un dictamen sobre la supuesta incompatibilidad de Juvillà tras la sentencia y ante un posible requerimiento de la JEC, después de que Cs y Vox hayan anunciado que pedirán a la JEC que exija al Parlament el cumplimiento de la sentencia.

Este dictamen de la Comisión deberá votarse en el pleno del Parlament, algo que podría realizarse el día 23 de diciembre, cuando se celebrará el debate final de los Presupuestos de la Generalitat, o en el siguiente pleno a finales de enero de 2022.

Otras fuentes parlamentarias han explicado que esto forma parte de una estrategia jurídica basada en el precedente de la sentencia del Tribunal Supremo sobre la inhabilitación del ahora expresidente de la Generalitat Quim Torra.

En esta sentencia, el Supremo decía que tanto la JEC como el Parlament son competentes para determinar los efectos de la sentencia de inhabilitación y que "ante la inactividad" de la Cámara catalana puede actuar la administración electoral.

Por eso, esta vez los partidos independentistas de la Mesa quieren "tomar la iniciativa", y hacer efectiva esta competencia del Parlament, que se sustanciará mediante el dictamen de la Comisión, por el que la Mesa podrá desestimar la posible resolución de la JEC, al haber ya un pronunciamiento de la Cámara al respecto, han indicado estas fuentes.

Para leer más