29 de febrero de 2020
 
Publicado 12/02/2020 15:27:27CET

Bosch ve "conveniente y oportuno" que haya un mediador pero que el Gobierno no lo acepta

(I-D) El conseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat, Alfred Bosch; la consellera de la Presidencia y portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó; y el vicepresent Pere Aragonès durante la sesión plenaria
(I-D) El conseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat, Alfred Bosch; la consellera de la Presidencia y portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó; y el vicepresent Pere Aragonès durante la sesión plenaria - David Zorrakino - Europa Press

BARCELONA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Acción Exterior, Alfred Bosch, ha considerado este miércoles "conveniente, útil y oportuno" que hubiera un mediador internacional en la mesa de negociación entre gobiernos, pero ha recordado que el Gobierno central no lo acepta.

En declaraciones en los pasillos del Parlament, ha advertido de que los mismos mediadores internacionales explican que las dos partes deben aceptar esta figura para que pueda ejercer como tal, por lo que "el problema no está en la parte catalana".

"La parte española, del Gobierno, dice que no aceptan la mediación internacional, que no quieren escuchar nada sobre relatores", ha destacado Bosch, que ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se comprometa ya a iniciar el diálogo para resolver el conflicto político.

"Le volvemos a pedir que deje de dar excusas, de demorar el tema y se sienta en la mesa para hablar del conflicto político", ha recalcado el conseller.

También ha negado que con la "modestísima" aportación de 150.000 euros que la Generalitat hizo en 2019 a la Oficina del Alto Comisionado por los Derechos Humanos de la ONU puedan influir en sus decisiones.

Después de que 'El Mundo' haya publicado que el Govern pagó dicha cantidad a la comisión de la ONU que pidió la libertad inmediata del exvicepresidente Oriol Junqueras, el presidente de Òmnium Jordi Cuixart y el expresidente de la ANC Jordi Sànchez, Bosch cree que interpretar que hayan podido influir con esta aportación "es no tener ni idea de cómo funcionan los organismos internacionales o hacer una interpretación malévola".

Según el conseller, más de 80 países del mundo colaboran con la comisión con un total de 143 millones de euros, y mientras Catalunya lo hizo con 150.000 euros, el Estado aportó 1,5 millones de euros, "diez veces más que Catalunya".

Contador