Cae una banda que extorsionó durante tres años a un administrador financiero

416397.1.644.368.20181127094228
Vídeo de la noticia
Publicado 27/11/2018 9:42:28CET

BARCELONA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado a un grupo criminal que presuntamente se dedicaba al tráfico de drogas y que extorsionó durante tres años a un economista y administrador financiero, han informado este martes en un comunicado.

La policía catalana ha detenido a cuatro hombres y tres mujeres españoles de entre 28 y 54 años e investigan a otros tres hombres por su implicación en los hechos.

La investigación empezó en agosto cuando los Mossos recibieron la denuncia de un hombre que dijo ser víctima de extorsión desde hacía más de tres años por parte de un grupo de personas que le exigía el pago de una deuda que no había contraído, aunque le había obligado con amenazas a hacerles pagos en efectivo.

El grupo le exigía 585.000 euros en concepto de intereses y multas por un préstamo de 160.000 euros contraído por un socio del denunciante, e incluso le habían obligado a firmar documentos donde aceptaba esa deuda.

Había conseguido que les pagara 80.000 euros en pagos fraccionados periódicos y le habían sometido para que realizara gestiones y actividades en favor del grupo, como entregarles un coche de su propiedad sin ninguna contraprestación a cambio.

OTROS SOCIOS

El grupo también extorsionó a otros socios e inversiones relacionados con la víctima y consiguieron que uno de ellos les entregara relojes valorados en 100.000 euros antes de irse del país para huir de ellos.

A una tercera víctima le exigieron 60.000 euros por una operación fallida de compraventa de un inmueble, y le visitaban asiduamente a su oficina amenazándole, por lo que pagó 12.000 euros y les dio un coche.

El líder del grupo era una persona corpulenta con conocimientos de boxeo y "una gran capacidad intimidatoria" según los Mossos, y amenazó de muerte a la víctima y a su familia en diversas ocasiones, llegando a agredirle físicamente un día que no le entregó dinero.

La banda también se dedicaba al tráfico de marihuana y tenía dos plantaciones 'indoor' en una casa de Bigues i Riells (Barcelona), que estudiaban ampliar a una nave industrial, y en el registro de la casa se encontraron 805 plantas de marihuana y más de 13 kilos de cogollos para ser distribuidos.

El juez ha decretado para los detenidos libertad con cargos y órdenes de alejamiento de la víctima.