Actualizado 09/11/2012 21:14 CET

Un candidato a rector de la UB defiende potenciar la participación estudiantil en la universidad

BARCELONA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El candidato a rector de la Universitat de Barcelona (UB) en las elecciones del 22 de noviembre Josep Antoni Bombí ha defendido este viernes como aspecto diferencial de su candidatura un modelo más "democrático" que potencie la participación estudiantil.

En declaraciones a Europa Press, el catedrático de Anatomía Patológica, Farmacología y Microbiología de la Facultad de Medicina ha explicado que ha incorporado a tres estudiantes en su equipo para que vayan a buscar la participación de los alumnos, porque cree en "una política de despacho abierto".

Esta ha sido la metáfora que ha utilizado para subrayar que quiere una universidad "transparente", tanto informativamente como académicamente, que busque la participación de docentes y estudiantes, lo que generará credibilidad externa e interna, ha asegurado.

También ha apostado por implicar más a las pequeñas y medianas empresas en la universidad para fomentar la ocupación de los estudiantes y, a la vez, aportar un "valor añadido" a las empresas.

"Hay trabajos de final de carrera y de máster muy importantes intelectualmente que quedan archivados y que no podemos perder", con lo que si se canalizan pueden ser el primer contacto con el mundo laboral, ha agregado Bombí.

El catedrático también ha cargado contra las políticas de austeridad que están haciendo "llegar al límite de mantener la calidad", puesto que la universidad se aguanta casi por el voluntarismo del personal, por lo que exigirán responsabilidad política para garantizar la financiación.

Quiere que la UB sea una universidad catalana, pública y autónoma, y que tenga un "liderazgo clarísimo" que la erija como primera universidad de Catalunya, lo que pasa también por la internacionalización más allá de Europa y de América del Norte, como promover la investigación y las colaboraciones con el Próximo Oriente.

También es partidario de impulsar el micromecenazgo en proyectos concretos y sociales y de que la universidad haga "un servicio a la sociedad" a través de un trabajo con los colectivos menos favorecidos