Publicado 29/10/2020 11:50CET

El cementerio de Ripoll (Girona) habilita un espacio para el duelo perinatal

Nuevo espacio de duelo perinatal del cementerio de Ripoll
Nuevo espacio de duelo perinatal del cementerio de Ripoll - GIC DE NOMBER

GIRONA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El cementerio de Ripoll (Girona) ha habilitado un espacio memorial para el duelo perinatal, el producido por la muerte de un hijo durante el embarazo o en los primeros días de vida.

La instalación es la primera de ese tipo en la comarca del Ripollès, según GIC de Nomber, la empresa concesionaria del equipamiento, ha explicado en una nota de prensa este jueves.

El objetivo de este espacio es que "las familias que pasen por esta pérdida puedan tener un punto de referencia físico donde recordar y rendir homenaje al hijo difunto, a la vez que se da respuesta a una necesidad emocional provocada por el duelo de esta muerte".

Se trata de una parcela con una losa, a modo de estela funeraria, con una inscripción en memoria de los niños y niñas que "sin llegar a nacer han dejado su impronta", y en apoyo de los que convivan con su recuerdo.

La losa está cedida por el Museo de Ripoll y formaba parte de una estructura funeraria anterior al siglo XII, procedente del cementerio situado en la actual plaza del Monestir de Santa María de Ripoll.

Alrededor de la estela, las familias que lo deseen podrán situar unas pequeñas estrellas de colores, elaboradas artesanalmente, con la opción de incorporar las cenizas del niño y grabar el nombre.

Lo más leído

  1. 1

    Teresa Rodríguez aspira a refundar Adelante Andalucía e ir a las generales con la idea original de "obediencia andaluza"

  2. 2

    Cantabria amplía su cierre perimetral y el de los municipios hasta el 16 de diciembre

  3. 3

    Iñaki Urdangarín guarda silencio tras la muerte de una de las personas más importantes de su vida

  4. 4

    El Consejo de Transparencia ordena al Ministerio de Sanidad dar a conocer los nombres del comité de expertos

  5. 5

    Una galaxia desafía teorías y resiste al festín de un agujero negro