Publicado 15/10/2021 16:51CET

El Cementerio Roques Blanques abre un espacio para el duelo gestacional, perinatal y neonatal

Joan Borràs (alcalde de El Papiol) Eva Martínez (pta.Del Consell Comarcal Baix Llobregat) Joan Ventura (Áltima) Cristina Cruz (Petits amb Llum) Matilde Pérez Herranz (Pauets) en el cementerio Roques Blanques
Joan Borràs (alcalde de El Papiol) Eva Martínez (pta.Del Consell Comarcal Baix Llobregat) Joan Ventura (Áltima) Cristina Cruz (Petits amb Llum) Matilde Pérez Herranz (Pauets) en el cementerio Roques Blanques - ÁLTIMA

BARCELONA, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Cementerio Comarcal Roques Blanques, en El Papiol (Barcelona), ha presentado este viernes el Jardín de las Mariposas, un espacio dedicado al duelo por los hijos perdidos durante el embarazo y durante o después del parto, coincidiendo con el Día mundial por la visibilización de la muerte gestacional, perinatal y neonatal.

Han estado el alcalde de El Papiol, Joan Borràs; la presidenta del Consell Comarcal del Baix Llobregat (dueño del cementerio), Eva Martínez; el director general de Cementerios de Áltima (concesionaria a través de GIC de Nomber), Joan Ventura; dos miembros de Petits amb Llum y de Pauets, Cristina Cruz y Matilde Pérez Herranz; Yolanda Giménez, gestora de pacientes de Medicina Fetal, y Ester Valls, coordinadora de Trabajo Social, ambas del Clínic.

El Jardín de las Mariposas está diseñado por los arquitectos Batlle i Roig (autores del proyecto de Roques Blanques, de 1984) en la Agrupación VI del cementerio, en un claro en pleno bosque de pino autóctono, delimitado por un muro bajo de piedra y dentro del Parque Natural de Collserola.

Dentro del círculo, las familias pueden colocar unas mariposas de cerámica azules y artesanales, como metáfora del ciclo de la vida, la pureza y la esperanza; en una placa de mármol se puede inscribir el nombre y el año, a modo de memorial colectivo; y bajo cada mariposa se pueden enterrar las cenizas con una urna biodegradable.

"EVOLUCIONAR JUNTO A LA SOCIEDAD"

Es el cuarto espacio de este tipo puesto en marcha por Áltima después de los de Sant Cugat del Vallès (2019), Castellar del Vallès (2020) y Ripoll (2020).

Joan Ventura (Áltima) ha explicado que los cementerios deben evolucionar junto a la sociedad, por lo que ahora pretende dar respuesta a un duelo "con frecuencia ignorado pero sin embargo presente, que afecta a muchas personas".

La presidenta del Consell Comarcal, Eva Martínez, ha defendido que el Baix Llobregat tenga espacios para quienes sufren pérdidas de este tipo, "dándole la importancia que se merece".

Cristina Cruz, en representación de Petits amb Llum y como madre que ha sufrido una pérdida perinatal, ha mostrado su "orgullo" por este espacio porque refleja una sociedad cada vez más sensible.

Matilde Pérez Herranz (Pauets, del Hospital de Sant Pau) ha destacado que se dé "una dimensión pública a la muerte gestacional, perinatal y neonatal".