Actualizado 30/09/2008 21:19 CET

Ciutat Vella constituirá una mesa desde la semana que viene para reordenar La Rambla de Barcelona

BARCELONA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Distrito de Ciutat Vella constituirá a partir de la semana que viene una Mesa Técnica Interdepartamental para definir una reordenación de La Rambla de Barcelona que garantice el equilibrio entre la actividad económica y un espacio de disfrute y más ameno para los vecinos.

En una rueda de prensa, la concejal de Ciutat Vella, Itzíar González, defendió hoy que no está claro que el paseo se revindique "como espacio ciudadano de todos los barceloneses", un espacio cuya vitalidad lleva a un uso intensivo y que necesita "que se equilibre".

Además de la mesa, se creará la figura del Comisionado, como ya se hizo en la Barceloneta y el Pla de Barris. Asumirá las funciones de jefe del proyecto y estará presente en la mesa junto con otros sectores del Ayuntamiento y la Generalitat. González será su presidenta y se prevé que se reúna mensualmente.

Después de constituirse, se definirá el ámbito geográfico de La Rambla, que irá más allá que la propia calle, y se analizarán los elementos característicos de la zona, como los vecinos, la actividad económica, la actividad cultural, su relación con instituciones como el Liceu o el Mercat de la Boqueria, la movilidad, su configuración física y la seguridad.

Así, se analizará elementos tan dispares como la venta de animales, los alojamientos turísticos, las estatuas y otros espectáculos, la ocupación de la vía pública, qué caminos siguen los peatones para andar por La Rambla, el pavimento y los elementos de selañalización y la actividad delictiva.

Paralelamente a la mesa, se creará el Observatorio de La Rambla, que estará abierto a las entidades y ciudadanos involucrados en esta vía para que aporten sugerencias y matices a lo que decida la mesa. También se promocionará un sitio web para que opinen los ciudadanos y un espacio político de reflexión con todos los grupos municipales.

Una vez que termine el análisis, que se prevé tener listo en abril de 2009, se empezará a actuar para reordenar uno de los paseos más emblemáticos de Barcelona hasta que en el primer trimestre de 2011 se valorarán las actuaciones marcadas para este mandato y se redefinirán nuevos objetivos.