La CNMV alertó a la ACC de que no tenía competencias sobre preferentes

Actualizado 10/02/2014 12:10:13 CET
Actualizado 10/02/2014 12:10:13 CET

Para leer más

La CNMV alertó a la ACC de que no tenía competencias sobre preferentes

EN EL PARLAMENT

Alfons Conesa (dtor ACC) y la diputada Dolors Montserrat
Foto: EUROPA PRESS

La ACC pide reabrir el arbitraje a afectados como los de bajas cuantías pendientes o deuda a plazo

   BARCELONA, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El director de la Agencia Catalana de Consumo (ACC), Alfons Conesa, ha explicado este lunes que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) envió una carta en 2012 al ente de consumo de la Generalitat en la que le alertaba de que no tenía competencias de control financiero para actuar sobre la venta de productos híbridos (preferentes y deuda subordinada).

   En la comisión de investigación del Parlament sobre las posibles responsabilidades derivadas de la actuación de las entidades financieras y la posible vulneración de los derechos de los consumidores, ha reconocido que las competencias de control financiero eran de la CNMV, pero que la ACC respondió que sí tenía competencias para investigar si se había vulnerado la ley de consumo.

   Con esa tesis, la ACC impulsó en 2012 una campaña de control de los servicios generales de las entidades financieras, lo que no se hacía desde 2004, según Conesa, y reivindicó el arbitraje, y ha opinado que "quien tenía las competencias (CNMV) no actuó con suficiente diligencia para evitar el problema" anteriormente.

   Ha señalado que a finales de 2011 había solo una reclamación por preferentes en manos de la ACC, que con los años sumaron más de 28.000, y ante preguntas de David Companyon (ICV-EUiA) y Jordi Cañas (C's) de por qué no remitieron el caso a Fiscalía por su magnitud, ha argumentado que entonces no podrían buscar una solución rápida al problema y se deberían inhibir, con lo que los afectados no hubiesen podido recuperar su dinero lo antes posible porque no hubiese habido arbitraje.

   La ACC ha emitido 11.415 laudos sobre híbridos de CatalunyaCaixa, todos a favor del cliente y por importe de casi 200 millones de euros, y tiene aceptados 11.600 procedimientos de arbitraje más, que siguen aumentado, ha repasado Conesa, que ha defendido el arbitraje como el instrumento "más fácil, más práctico y menos oneroso para las personas para recuperar su dinero, porque la justicia es más cara, complicada y larga".

   Entre el 80 y el 90% de los laudos han constatado falta de documentación en la venta de híbridos, desde los test de idoneidad a los documentos informativos y de venta, ha constatado, y ha defendido que igual derecho tienen a recuperar su dinero quienes han perdido mucho como poco.

   En esta línea, ha apuntado que "abriendo de nuevo el arbitraje, se podrían solucionar casos pendientes", como personas que tras el canje de preferentes y deuda perpetua tienen por recuperar cantidades inferiores a 6.000 euros, o clientes que adquirieron deuda subordinada a plazo en vez de perpetua; en estos dos supuestos, hasta ahora se les ha denegado el arbitraje.

Para leer más