Publicado 21/12/2021 12:24CET

Las comunidades de vecinos de Catalunya podrán acordar instalar placas solares por mayoría simple

Archivo - Placas solares.
Archivo - Placas solares. - Rober Solsona - Europa Press - Archivo

   El Govern modifica el Código Civil para "facilitar acuerdos" en sistemas de eficiencia energética y renovables

   BARCELONA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Govern ha aprobado este martes un decreto ley por el que las comunidades de vecinos de Catalunya podrán acordar instalar sistemas de eficiencia energética o de energías renovable por mayoría simple.

   Este decreto modifica una parte del Código Civil catalán dedicada a la propiedad horizontal, y tiene el objetivo de "facilitar acuerdos" en las comunidades de vecinos para instalar sistemas que reducen el consumo energético, como aislar las fachadas o renovar la carpintería, o usar energías renovables como las placas fotovoltaicas, ha explicado la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, en rueda de prensa posterior al Consell Executiu.

   Hasta ahora, el Código Civil catalán preveía que las comunidades de vecinos pudieran tomar tres tipos de decisiones sobre obras por mayoría simple: para suprimir barreras arquitectónicas o instalar ascensores; para mejoras en habitabilidad, accesibilidad o seguridad; y obras necesarias para las infraestructuras comunes.

   Este cambio en la norma vincula a todos los dueños en una comunidad pero el Govern ha añadido un "límite para proteger a los propietarios más vulnerables" que no estén de acuerdo con la decisión si el gasto de las obras supera el 75% del presupuesto anual de la comunidad, una vez restadas las subvenciones o ayudas que la comunidad pueda recibir para las obras.

FONDOS EUROPEOS Y EMISIONES

   Con este decreto, el Govern pretende "incentivar la instalación de placas solares fotovoltaicas para el autoconsumo" en edificios comunitarios (el 74% en Catalunya), dado de que los fondos europeos Next Generation incluyen la financiación de proyectos de transición ecológica.

   Catalunya recibirá en total 186 millones de euros de estos fondos y prevé dedicar 32,57 de estos millones a subvencionar instalaciones de autoconsumo energético, y el Govern calcula que esto podría beneficiar a unas 25.000 viviendas.

   El parque de viviendas de Catalunya representa el 10,6% de las emisiones de dióxido de carbono en la comunidad, y más del 80% de las calificaciones energéticas corresponden a las letras E, F o G, cuando, en comparación, una mejora hasta la calificación A supondría un ahorro medio del 89% en el consumo.

   El decreto, aprobado a propuesta de la Conselleria de Justicia, también prorroga para todo 2022 la posibilidad de que las reuniones y acuerdos de las comunidades de vecinos puedan tomarse de manera telemática, algo que se autorizó a raíz de la pandemia de coronavirus y ahora se mantiene dado el aumento de contagios.

Para leer más