Los comuns piden al Govern invertir 1.700 millones más en políticas sociales

David Cid, Jéssica Albiach (CatECP)
EUROPA PRESS
Publicado 26/11/2018 13:46:17CET

Proponen apoyar los PGE, subir el IRPF desde 90.000 euros y modificar Sucesiones

BARCELONA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La líder de CatECP en el Parlament, Jéssica Albiach, y el diputado David Cid han explicado este lunes su "propuesta de mínimos" para que los Presupuestos sean una palanca de reacción contra la desigualdad, por lo que proponen invertir 1.700 millones de euros más en políticas sociales.

En una rueda de prensa, han dicho que lo que buscan con esa cantidad es revertir los recortes aplicados en la última década, blindar los servicios públicos y "ganar" un futuro para la sociedad catalana.

Conscientes de la necesidad de liquidez de la Generalitat, plantean tres vías para aumentar los ingresos de las arcas públicas catalanas: aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE); modificar impuestos como Sucesiones y donaciones, y los tramos autonómicos del IRPF a partir de los 90.000 euros; y combatir más el fraude fiscal y la corrupción.

Cid ha recordado que el proyecto de PGE del Gobierno de Pedro Sánchez incluye un incremento de los ingresos para Catalunya en 2.200 millones de euros y que parte de ellos no están sujetos al techo de gasto, por lo que el diputado recuerda que se podrían introducir ya en las cuentas catalanas de 2019.

Los comuns no comprenden que el Govern se oponga a unas cuentas beneficiosas para los catalanes que ayudarían a solventar las "legítimas" reivindicaciones de los trabajadores, ahora que hay manifestaciones y huelgas de sectores de la función pública --médicos, enfermeras, personal docente, universitarios y trabajadores públicos de la Generalitat--.

Según Cid, de esta partida se extraería aproximadamente un tercio de los 1.700 millones que los comuns quieren que el Govern invierta en políticas sociales, y Albiach ha reprochado al Govern "Torra-Aragonès que no quieran aprobar los presupuestos más de izquierdas de la democracia" tras años de proyectos que plantearon recortes a las clases trabajadoras.

IRPF Y SUCESIONES

Otro tercio se obtendría incrementando los tramos altos del IRPF que corresponde recaudar la Generalitat y subiendo el impuesto de Sucesiones y donaciones.

Plantean un aumento del IRPF inspirado en la Comunidad Valenciana y proponen aproximar el IRPF para las rentas superiores a 150.000 euros a un 25,5% y aplicar un 23,5% a las que superen los 90.0000, y recuerdan que esto "solo afectaría al 2% de la población; el 98% no se vería afectado" por la reforma.

Sin embargo, el grueso de la reforma fiscal que proponen los comuns está en el impuesto de Sucesiones y donaciones, que tampoco afectaría al conjunto de herederos que heredaran la residencia de sus padres con un valor catastral de 500.000 euros --y Cid ha recordado que el 30% de la ciudadanía catalana no deja herencia--.

En el capítulo de reforma fiscal progresiva y ambiental, proponen aplicar el impuesto de emisiones, ahora que ya se ha levantado la suspensión contra la Ley de Cambio Climático catalana, y también desplegar la Ley de Financiación del Transporte Público de "forma finalista, es decir, financiándolo"; ambas medidas son compromisos del Govern, así como la tercera pata de su propuesta de ingresos, que es combatir el fraude fiscal.

POLÍTICAS SOCIALES

Albiach ha planteado que, ante un "Govern que no gobierna", ellos buscan generar esos ingresos como herramienta para transformar la sociedad repartiendo mejor los recursos, por lo que han presentado un documento de medidas.

"Queremos unos presupuestos sociales para luchar contra la desigualdad, porque son la mejor arma contra la extrema derecha y la mejor herramienta republicana para generar igualdad libertad y fraternidad", ha razonado.

Quieren invertir esa cantidad para "plantar cara a la segregación recuperando las aportaciones dalas guarderías, financiando el decreto de escuela inclusiva, garantizando el comedor escolar en la Secundaria y recuperando los derechos laborales del personal docente".

Piden que con esos 1.700 millones se contrate a 850 médicos en la atención primaria, que se garantice la renta mínima para todo el que tiene derecho, que se doblen las políticas de infancia en las cuentas de 2019 y que se apruebe la medida propuesta por el gobierno de Ada Colau para que el 30% de nuevas construcciones se dediquen a vivienda social, porque el Govern "no gobierna y encima bloquea a los demás".

Piden que esa cantidad se destine también a reducir un 30% las tasas universitarias, a congelar las tarifas de transporte público, a que se conecte tranvía por la avenida Diagonal de Barcelona y al retorno de las pagas extra a los funcionarios públicos en dos años; es una partida que cifran en 495 millones de euros.

RETICENCIAS DEL GOVERN

Estas son algunas de las medidas que los comuns ven necesarias, por lo que piden al Govern aplicar las medidas de aumento de ingresos que proponen, o que explique a la ciudadanía por qué no lo hace.

De hecho, según ha publicado el diario 'Ara', el proyecto de ley presupuestaria del Govern no incluirá modificaciones ni en el impuesto de Sucesiones y donaciones ni en los tramos altos del IRPF, pero explica que buscarán un preacuerdo con los comuns para que se comiencen a tramitar en el Parlament.

Cid ha reprochado al Govern que de momento "ni siquiera se han dignado a poner fecha" a una reunión para abordar las cuentas, ha afirmado que van tarde, y ha calculado que, si hubiera acuerdo, no se aprobarían los Presupuestos hasta febrero de 2019.