Cs reprocha a Torra querer dedicar una placa a Puigdemont en la Generalitat: "No es un exilio"

El portavoz de Cs, Carlos Carrizosa
CS - Archivo
Publicado 14/11/2018 13:22:25CET

   TARRAGONA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha tachado de ridícula la idea lanzada por el presidente catalán, Quim Torra, de colocar una placa en el Palau de la Generalitat para recordar al "exilio" de su antecesor, Carles Puigdemont, según propuso el martes.

   "No es un exilio, es una fuga de la justicia por parte del anterior presidente de la Generalitat, que cometió un rosario de ilegalidades y luego no dio la cara", ha asegurado este miércoles Carrizosa en Valls (Tarragona), donde ha reprochado a Torra que este miércoles haya viajado al País Vasco para dar una conferencia.

   Ha preguntado en qué beneficia a Catalunya que Torra se reúna con el lehendakari, Iñigo Urkullu, y le ha exhortado a "resolver los problemas de todos los catalanes en lugar de hacer bolos y ponerse al lado y hacer de abogado de Otegi", puesto que el presidente catalán tiene previsto reunirse con el líder de EH Bildu.

   Carrizosa ha sido recibido por una protesta de los Comités de Defensa de la República (CDR), que le han proferido una pitada y le ha gritado 'Libertad presos políticos' durante su visita a la ciudad tarraconense.

   El portavoz naranja ha afirmado que el avance de Cs es imparable en Catalunya pese "al escrache y gritos de los que no toleran que haya otras ideologías en Catalunya".

   "A mí no se me puede ocurrir que militantes o afiliados de Cs intentaran obstaculizar la manifestación pacífica o atender a los medios de estos señores", ha dicho.

GASTO DE LA DIADA

   El portavoz de Cs también ha explicado que el Govern les ha detallado que el coste de la Diada fue de unos 600.000 euros --400.000 en los actos y 200.000 en promoción y cartelería--, lo que para la formación "muestra nuevamente que, al final, entre todos los catalanes se paga lo que sólo una minoría quiere".

   "De esta utilización de las instituciones y las calles como si fueran propiedad del separatismo, tuvimos un episodio con la Didada", que el Govern dedicó a los líderes soberanistas encarcelados, ha recordado.