Cuatro detenidos por estafar unos 500.000 euros falsificando datos para comprar coches

Publicado 23/02/2019 11:47:48CET
MOSSOS D'ESQUADRA

BARCELONA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra han detenido a cuatro personas y han denunciado a tres más por presuntamente cometer y planear estafas de unos 500.000 euros desde 2017 mediante la adquisición de vehículos con la correspondiente gestión y atribución fraudulenta de créditos al consumo, entre otros.

En un comunicado este sábado, el cuerpo policial ha informado de que atribuyen a los sospechosos --de entre 33 y 49 años-- los presuntos delitos de estafa continuada agravada, falsedad documental, usurpación de estado civil y pertenencia a red criminal por más de 40 hechos delictivos que les permitieron conseguir más de 350.000 euros e intentar obtener otros 150.000.

Agentes de la División de Investigación Criminal (DIC) de Sabadell (Barcelona) iniciaron la investigación en mayo de 2018 a partir del estudio de diversas denuncias: unidades de investigación de Cervera (Lleida), Granollers y Sant Boi de Llobregat (Barcelona) detectaron una estafa consistente en que un tercero había utilizado su identidad para realizar la compra de un vehículo o la solicitud de un préstamo mediante un crédito al consumo.

Los investigadores de la DIC comprobaron que muchas denuncias tenían en común que los legítimos titulares de las identidades usurpadas residían en Catalunya y todos, en algún momento, habían adquirido o hecho gestiones para comprar un vehículo en un concesionario de la comarca de la Anoia (Barcelona) en el que había trabajado el supuesto líder del grupo.

Las indagaciones determinaron que la presunta banda de estafadores seguía un mismo 'modus operandi': el presunto líder del grupo obtenía el DNI de las víctimas --antiguos clientes del concesionario o empresas en las que había trabajado--, usado para suplantar su identidad; después solicitaban prestamos para comprar vehículos, por lo que abrían cuentas bancarias falsificando nóminas y facturas de suministros --en algunos casos obtuvieron informes de vida laboral y datos fiscales--, y lo hacían presencialmente, por teléfono o telemáticamente.

Una vez comprado el vehículo, lo revendían mediante un intermediario principalmente a Francia, y también se detectó que el sospechoso de liderar la trama había contratado tarjetas bancarias de crédito a nombre de las víctimas con las que compró en establecimientos y sacó dinero en efectivo.

Los agentes evitaron diversos casos de estafa supuestamente previstos por la banda y hicieron las detenciones el 1 de febrero --una en La Jonquera (Girona) correspondiente al intermediario--, junto a dos registros en domicilios de Sant Pere de Ribes (Barcelona) y Calafell (Tarragona), donde recuperaron documentos a nombre de terceras personas, sellos, documentos falsificados, dinero en efectivo y documentación bancaria, que apuntan a un fraude mayor del contabilizado hasta el momento.

El Juzgado de Instrucción 1 de Cervera decretó el ingreso a prisión de dos detenidos y la libertad con cargos con fianza para los otros dos arrestados.