Denuncian en un juzgado de Barccelona a la aviación italiana que bombardeó Catalunya en la Guerra

Actualizado 01/06/2012 14:14:45 CET
MACBA

La Audiencia Nacional archivó la querella por una cuestión de competencia territorial

BARCELONA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación AltraItalia, que reúne a los italianos antifascistas que viven en Barcelona, ha denunciado este viernes en los juzgados de Barcelona a los mandos de la aviación del Ejército italiano por los bombardeos de 1937 y 1938 contra la población civil catalana en la que murieron cerca de 5.000 personas, después de que la misma querella fuera archivada en la Audiencia Nacional.

Según ha explicado el abogado de la asociación, Newton Bozzi, han presentado tres querellas: una de parte de la asociación como acusación popular, y dos por parte de particulares, por hechos ocurridos entre el 3 de febrero de 1937 y el 29 de enero de 1939, cuando hubo ataques contra la población civil que dejaron, según los historiadores, entre 4.700 y 6.000 muertos.

Bozzi ha lamentado que "la mayoría de ataques de las fuerzas italianas en territorio catalán no fue en el frente armado y eran para destruir tejido industrial, vías de comunicación y provocar terror".

El año pasado presentaron la misma denuncia ante la Audiencia Nacional, por un delito de crímenes de guerra, un delito de lesa humanidad, y un delito contra las personas y los bienes protegidos en caso de conflicto armado.

Sin embargo, fue archivada porque la Audiencia considera que, aunque es competente para conocer delitos de lesa humanidad cuando se han producido fuera del territorio español, si es en España debe encargarse el juez del lugar de comisión.

Por ahora, se plantean agotar las vías en juzgados estatales y, si no, llegar hasta el Tribunal Europeo de Estrasburgo, aunque finalmente se podría optar por la vía civil, si bien el abogado ha insistido en que lo que buscan es "una reparación simbólica, porque democracia no significa olvido".

QUERELLA

La asociación sustenta su denuncia en que la intervención de las tropas italianas y armadas enviadas por Mussolini fueron decisivas para el triunfo del golpe de estado militar de Franco contra un Gobierno democráticamente elegido.

Según la denuncia, del 13 de febrero de 1937 al 29 de enero de 1939 la aviación bombardeó 143 poblaciones causando un mínimo de 4.736 muertos "en el marco de un intervención militar extranjera ilegal, sin que mediara ninguna declaración de guerra por parte de los dos estados implicados".

"Sólo en la ciudad de Barcelona fueron lanzados un millón de kilos en bombas quedando afectados 1.808 edificios", prosigue, explicando la acción de la escuadra formada por 6.000 combatientes y 759 aviones.

La querella particular de Anna R. --que ahora tiene 83 años-- relata que el 1 de octubre de 1937 tenía ocho años y resultó herida de metralla en la cabeza porque la aviación italiana bombardeó el colegio en el que se encontraba, en la calle Baluard del barrio de la Barceloneta.

"Estaba en el colegio. Una bomba lanzada por la aviación italiana cayó directamente sobre él y los aviones nos ametrallaron. Resulté herida en la cabeza por un trozo de metal. Me llevaron al dispensario más cercano, que estaba colapsado por la cantidad de heridos y muertos", expone Anna R.

El otro querellante, Alfons Cánovas, de 93 años, relata que mataron a su padre, que era estibador para los almacenes generales del comercio del Puerto de Barcelona, en su huerto de la Barceloneta el 19 de enero de 1938.