Publicado 24/02/2021 14:44CET

Las denuncias por exceso de velocidad se duplicaron en Barcelona durante 2020

Archivo - Coche de la Guardia Urbana de Barcelona
Archivo - Coche de la Guardia Urbana de Barcelona - GUARDIA URBANA DE BARCELONA - Archivo

   El consistorio lo atribuye a una "falsa seguridad" por la reducción del tráfico por la pandemia

   BARCELONA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Las denuncias por exceso de velocidad se duplicaron en Barcelona durante 2020, pasando de 347.173 denuncias en 2019 a 604.104, un aumento que el Ayuntamiento atribuye a la "falsa seguridad" de los conductores por la reducción del tráfico debido a las restricciones de movilidad ante la pandemia.

   El teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle; la concejal de Movilidad, Rosa Alarcón; junto al intendente mayor de la Guardia Urbana, Pedro Velázquez, y el director de Movilidad, Adrià Gomila, han presentado este miércoles en rueda de prensa el balance de siniestralidad viaria en la ciudad durante 2020, condicionado este año por la situación generada por la Covid.

   En total, el año pasado se produjeron 5.715 siniestros con víctimas, un 38,26% menos que el año anterior, y la siniestralidad más grave en la ciudad (la que ha provocado víctimas mortales y heridos graves) bajó un 30%, "la cifra más baja de los últimos 16 años".

   En concreto, 14 personas perdieron la vida en siniestro de tráfico --8 menos que en 2019--, la mitad de éstas eran motoristas, seguido por cuatro peatones, un ciclista, un conductor de un turismo y un conductor de vehículo de movilidad personal (VMP), y 141 personas resultaron heridas graves.

   De éstas personas que resultaron heridas graves, el 87,9% pertenece a los colectivos más vulnerables (conductores de vehículos de dos ruedas a motor, peatones, ciclistas y conductores MVP), un hecho en el que Velázquez ha incidido para continuar trabajando y revertir esta situación.

   Han disminuido los vehículos implicados en siniestros (un 42% menos), pasando de 18.975 a 10.855, y ha aumentado la presencia de los VMP (del 2,6% al 4.4%) por distracciones con el móvil o giros indebidos; a pesar de eso, el intendente mayor de la Guardia Urbana ha dicho que han notado un "leve cambio pero todavía tímido".

CLASES Y CAUSAS

   La principal clase de siniestro fue el alcance, impactos relacionados con la falta de atención, no respetar las distancias de seguridad y conducir con una velocidad inadecuada; en segundo lugar la colisión lateral, seguido de la colisión fronto-lateral y los atropellos.

   La falta de atención continua siendo la causa directa para los conductores, seguida de no respetar las distancias, giros indebidos y desobedecer el semáforo, mientras que la de los viandantes continua siendo la de no respetar el semáforo y cruzar fuera del paso del viandante.

   La presencia del alcohol en los siniestros continua siendo la principal causa mediata y, precisamente para evitar que esto no suceda, la Guardia Urbana ha realizado 30.045 pruebas de alcoholemia (4.966 de ellas positivas) y 2.600 drogotest (1.471 positivas).

ZONAS DE MÁS RIESGO

   La Guardia Urbana detectó 53 zonas de riesgo, donde se produjeron 467 siniestros, más del 8,2% del total anual de siniestros con víctimas en Barcelona, mientras que en 2019 se detectaron 66 zonas de riesgo con 892 siniestros de tráfico.

   La que registró más accidentes en 2020 fue la de Aragón con Balmes (19), seguida de Gran Via con Amadeu Oller (15) y de Gran Via número 583 (14), aunque de las principales vías la que aglutina más siniestros es la de Aragó, donde planifican el aumento de la vigilancia, ha dicho Velázquez.

CAMPAÑA DE SENSIBILIZACIÓN

   El Ayuntamiento ha impulsado una campaña de sensibilización para concienciar del peligro real que supone infringir las normas de tráfico, con el lema 'Això no és accidental' --'Esto no es accidental'-- que también quiere hacer énfasis en las consecuencias personales que tienen los siniestros.

   Tanto Batlle como Alarcón han achacado estas cifras a la situación provocada por la pandemia, que ha afectado considerablemente a la movilidad, han asegurado que siguen trabajando para rebajar la siniestralidad en la ciudad, y han hecho un llamamiento a la responsabilidad de los conductores para que no bajen la guardia.

   "A día de hoy los desplazamientos todavía no son los habituales", ha recalcado Alarcón, que ha detallado que actualmente sigue habiendo una disminución del 15% del tráfico, mientras que la semana pasada era del 18%.)